Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

A la variante de la N-IV aún le quedan 3 meses de obras

Hoy se abren al tráfico los 25 kilómetros de la M-40 que unirán las carreteras de Extremadura, Andalucía, Toledo y Valencia. También se inaugura un tramo de la variante de la N-lV entre el kilómetro 12,5 y la M-40 (nudo supersur). Esta variante se abre incompleta a falta del tramo entre el nudo supersur y la M-30, al que le restan tres meses de obras debido al retraso acumulado en las expropiaciones.

Los nuevos 25 kilómetros de la M-40 tienen una doble calzada de tres carriles cada una y una mediana de separación de seis metros. En toda su longitud tiene limitación total de accesos con enlaces e intersecciones a distinto nivel y casi 32 kilómetros de ramales de enlace.El presupuesto global de las obras asciende a 16.830 millones de pesetas, de los que 435 millones (el 2%) se destinan a la adecuación del entorno medioambiental.

El nudo supersur es la mayor obra de infraestructura del nuevo tramo que se abre hoy. Con un presupuesto inicial de 5.800 millones, esta obra es uno de los principales ejes vitales de la M-40 y servirá para descongestionar la actual entrada a Madrid desde Andalucía. Este eje sirve igualmente para conectar la M-30 con la carretera de Andalucía, por medio de un nuevo acceso a Madrid, y para conectar la carretera de Valencia con la de Andalucía.

Para realizar esta obra ha sido necesario desviar el curso del río Manzanares en una longitud de casi un kilómetro y medio. Para su construcción se han empleado 22 estructuras, entre túneles y puentes. El final de esta obra estaba previsto para finales del verano pasado.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 29 de noviembre de 1990

Más información

  • Hoy se abren al tráfico 25 kilómetros de M-40