Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

ETA atenta contra una casa cuartel en Tarragona con un coche bomba guiado por control remoto

ETA atentó ayer contra la casa cuartel de la Guardia Civil en Sant Caries de la Rápita (Tarragona) con un coche bomba dirigido por control remoto. El vehículo, que transportaba 40 kilos de amonal, sólo ocasionó daños materiales, pese a que fue aparcado frente a la puerta de un colegio público. Este sistema fue utilizado por ETA el pasado mes de septiembre en Bilbao, cuando causó la muerte de un guardia civil y un simpatizante de Herri Batasuna. El atentado de ayer se ha cometido tras la intervención a una dirigente etarra de documentación que revelaba los planes de ETA en Cataluña para boicotear los JJ OO.

El coche bomba estalló a las 13.45 horas de ayer frente a la casa cuartel de la Guardia Civil, sólo 15 minutos antes de que se produjera el relevo en la guardia. El vehículo estaba aparcado junto a una puerta del colegio público Carlos III, en aquellos momentos vacío. Se da la circunstancia de que desde hace tres meses los alumnos ya no entran a clase por esa puerta ante las quejas de los padres, que habían expresado su temor a un eventual atentado.El vehículo, un Ford Fiesta robado en Guipúzcoa en el mes de junio, transportaba seis bombonas de butano de cámping-gas que contenían 40 kilos de amonal. El coche estalló tras ser activado por radio, sistema idéntico al utilizado el pasado 2 de septiembre en BiIbao. En aquella ocasión murieron el guardia civil José Manuel Alba y Alberto Sánchez, simpatizante de Herri Batasuna.

Testigo presencial

Como en aquel atentado, los activistas anularon ayer el freno de mano del coche, que circuló marcha atrás hasta chocar con la acera y otro vehículo, lo cual causó la explosión. La onda expansiva rompió cristales y causó daños en la fachada de la casa cuartel y en edificios próximos. El guardia que custodiaba el cuartel resultó ileso.

Un testigo presencial de los hechos afirmó que un joven, de 1,70 metros, moreno y delgado, había estacionado el automóvil a las 8.48 de la mañana, 15 minutos antes de que los alumnos acudieran al colegio.

La acción terrorista se ha cometido sólo una semana después de que la policía detuviera en el sur de Francia a la dirigente etarra Carmen Guisasola y a otros tres activistas. De acuerdo con la documentación intervenida a Guisasola, ETA pretende reestructurar el comando Barcelona para boicotear los Juegos Olímpicos de Barcelona. Los papeles revelaban la intención de los etarras de atentar contra dependencias policiales y militares e instalaciones deportivas que albergarán pruebas olímpicas.

El comando Barcelona puede estar dirigido por Juan Carles Monteagudo, ex militante de Terra Lliure, afirman fuentes policiales. Miembros de la lucha antiterrorista identificaron a Monteagudo y al activista Félix Erezuma Uriarte como los ocupantes de un vehículo que el pasado 23 de agosto transportaba 30 kilos de amonal. El automóvil tuvo que ser abandonado tras sufrir una avería en la localidad de Sant Cebrià de Vallalta (Barcelona). La policía, que no dudó en atribuir desde el primer momento la autoría de ETA en el atentado de ayer, situó controles policiales en las carreteras de Tarragona y en los accesos a Barcelona. Los controles originaron atascos de varios kilómetros.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 24 de noviembre de 1990

Más información

  • El vehículo, cargado con 40 kilos de amonal, sólo causó daños materiales