Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

González persuade a Olivencia para que siga como comisario de la Expo 92

El presidente del Gobierno, Felipe González, persuadió ayer a Manuel Olivencia para que siga al frente de la comisaría general de la Expo 92, tras mantener con él una reunión en Madrid. Olivencia, que fue profesor del presidente del Gobierno, obtuvo un respaldo del Ejecutivo similar al que logró Jacinto Pellón de la Sociedad Estatal.

El presidente no aceptó la dimisión del comisario y reafirmó su confianza "en todo el equipo directivo" de la Expo, según fuentes de la Oficina del Portavoz del Gobierno.Olivencia viajó a Madrid buscando el respaldo de Felipe González, tras sentirse desautorizado por el Ministerio de Relaciones con las Cortes, del que depende administrativamente. Esta era la condición impuesta por el comisario para seguir en el cargo. Olivencia exigió un comunicado de la Moncloa apoyando su gestión.

De hecho, el procedimiento utilizado por Olivencia para no marcharse ha sido muy similar al que usó Jacinto Pellón para obtener el apoyo de su Consejo de Administración. El comisario, según fuentes próximas a Olivencia, mantuvo ayer por la tarde una reunión con Virgilio Zapatero, en la que también estaba presente el secretario general de la Comisaría, José Luis Ballester. Los tres pactaron el comunicado de Moncloa.

En dicha nota se afirma que el presidente expresó su plena confianza en Olivencia, respaldando "expresamente" la labor de Olivencia como "la máxima autoridad" de la muestra y se subraya que dispone de 1a plenitud de competencias" que le habían sido encomendadas.

Asimismo, se afirma que "por parte del Gobierno se aplicarán inmediatamente las medidas precisas para la solución de todas las cuestiones" expuestas por el comisario. Esta era una de las garantías exigidas por Olivencia quien, según fuentes próximas a la Comisaría, "iba a Madrid convencido de que no debía seguir bajo la bota de nadie".

La historia de la crisis de la Expo se inició cuando el ministerio de Virigilio Zapatero dio el visto bueno a la redacción de un comunicado de apoyo a Jacinto Pellón, quien para defenderse de los ataques de la oposición municipal de Sevilla, puso como condición para continuar en el cargo el respaldo del Consejo de Administración de la Sociedad Estatal de la Expo 92 y del Gobierno.

El comunicado dejaba bien claro que la buena marcha de la Exposición se debía casi exclusivamente a la gestión de Jacinto Pellón, criterio que no era compartido por el comisario y sí por el Gobierno.

Falta de entendimiento

El amago de dimisión de Olivencia ha puesto de relieve la falta de entendimiento de éste con Jacinto Pellón, a quien se le critica no su gestión, que es alabada en términos globales por sectores empresariales y políticos, sino por sus formas, que algunos califican de "improcedentes".Pellón ha ido acaparando mayor protagonismo no tanto por iniciativa propia sino por el manejo de un presupuesto de inversión de 144.000 millones de pesetas, y ante la ausencia de un alcalde con carisma en Sevilla que facilitara mayor participación de la ciudad en la gestión de la muestra, según alegan medios socialistas.

[El presidente de la Junta de Andalucía, Manuel Chaves, dijo ayer a la agencia Efe que tras la confirmación de Olivencia como comisario "estamos en condiciones de volver a recuperar la normalidad en el desarrollo del proyecto de la Expo". Chaves añadió que la Exposición es un proyecto de Estado. "Olivencia, por su parte, comunicó anoche a sus colaboradores que continuaba en el cargo"].

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 15 de noviembre de 1990

Más información

  • El comisario obtiene un respaldo similar al logrado por Jacinto Pellón