Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CARTAS AL DIRECTOR

Drogas y represión

En los últimos seis meses observo en los medios de comunicación un sinfín de noticias sobre tráfico de drogas y represión de tráfico, tanto por medios policiales como por movimiento ciudadano (asociaciones de padres ocupando barriadas, exigiendo mayor control policial, manifestaciones y declaraciones apocalípticas sobre plagas y muertes, etcétera).Denunciar una situación es lícito. Recibir apoyo de un grupo es lícito también, al igual que crear asociaciones y exigir públicamente el cumplimiento de su misión a las instituciones.

No dudo de la conveniencia de eliminar el tráfico ilegal de drogas, pero desde luego no convirtiéndonos en guardianes del orden tratando de suplantar a la policía.

La otra cara de la moneda consiste en mirar hacia dentro y cuestionarse la capacidad de la familia para aumentar los demás hábitos, no tolerar la inactividad de sus hijos y ofrecerle seguridad, tranquilidad, equilibrio sentimental y de juicio.

Habrá que preguntarse si todo lo anterior es lícito si no somos capaces de hacemos esta pequeña reflexión.- Asesor de la Asociación de Rehabilitación.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 27 de octubre de 1990