Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El BCI, dispuesto a hacerse con el 80% del capital de AHV

El Banco de Crédito Industrial (BCI) se ha mostrado dispuesto a convertir en capital los 50.000 millones de pesetas que tiene en obligaciones de Altos Hornos de Vizcaya (AHV). La entidad estatal, que en la actualidad participa en la empresa siderúrgica con el 16%, no tiene la fecha prevista para realizar esa operación, pero su disposición era firme desde principios de verano. Sin embargo, tras las tensiones surgidas en el País Vasco entre las fuerzas políticas, cualquier decisión puede verse aplazada o, al menos mediatizada.El BCI, con su participación actual es el principal accionista de la empresa vasca y de hecho controla la sociedad en coordinación con el Ministerio de Industria. También tienen participaciones significativas el Banco Bilbao Vizcaya (el 14%), y el Hispano, (el 65J. Con la conversión de los 50.000 millones de obligaciones provenientes del denominado tramo A, el capital pasaría a algo más de 66.000 millones de pesetas y la participación del banco público se situaría en el 80%. Quedaría por precisar si la conversión se haría de una sola vez o no. La conversión de obligaciones sería el primer paso para integrarla con la otra sociedad de siderurgia española, la pública Ensidesa.

Según los expertos, la permanencia individual de cualquiera de las dos, y sobre todo de AHV, no tiene muchos visos de superviviencia en el mercado único. Por ello, desde Industria se propugnó la coordinación de las políticas comerciales en un intento, que no pasó inadvertido, de acercar posiciones, además de evitar duplicidades. Sin embargo, ha ido pasando el tiempo y no ha conseguido avanzar demasiado, en gran medida por el rechazo político que ha originado en el País Vasco.

Antes de realizar la operación, en cualquier caso, el banco que preside Luis Escauriaza traspasaría las acciones de la empresa de la Sociedad de Gestión Siderúrgica (SGS) a la cartera del propio banco para proceder después a la liquidación de esta entidad, que ha servido para sostener los títulos de Acenor y de Esteban Orbegozo antes de venderse.

El momento actual, sin embargo, no es considerado el más idóneo para que el banco emprenda la operación.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 19 de agosto de 1990

Más información

  • El banco estudia la conversión en acciones de los 50.000 millones en obligaciones de la siderúrgica