Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Disipados los riesgos de recesión en EE UU

La debilidad por la que atraviesa el sector consumo en los EE UU se vio reflejada en el crecimiento del PNB del segundo trimestre, publicado ayer viernes, que fue de un 1,2% en lugar del 1,6% que anticipaban los analistas y el 1,7% del primer trimestre. Igualmente, los deflactores de precios utilizados en el cálculo del PNB y que son utilizados como una medida de inflación fueron inferiores a lo esperado. En efecto, el deflactor fue de un 4,4% frente al 4,8% del trimestre anterior. Por su parte, el deflactor a ponderación fija, el más utilizado por los economistas, fue de un 3,9% en comparación con el 6,6% anterior.En opinión de los analistas, el crecimiento económico podría haber sido aun menor de lo publicado de no ser por unos niveles de stocks inusualmente altos. Ellos se explica por la acumulación de stocks en las fábricas de automóviles en -previsión de las posibles huelgas que podrían producirse en octubre.

Las noticias confirman una vez más que la economía norteamericana se encuentra en una fase de crecimiento moderado pero sin ser riesgos de entrar en una recesión. Asimismo, se constata que la lucha contra la inflación está comenzando- a dar sus frutos.

En este contexto la cotización de los Bonos del Tesoro mejoró de forma que las rentabilidades en plazos a 30 años disminuyeron hasta el 8,5% en comparación con el 8,55% de la víspera. Sin embargo, las cotizaciones bursátiles en Wall Street se situaron a la baja como consecuencia del temor de los inversores respecto a los beneficios empresariales que podrían disminuir todavía más en vista del escaso crecimiento económico. De esta forma, el índice Dow Jones cerró con una caída de 22,28 puntos para situarse en el 2.898,51.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 28 de julio de 1990