Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La oposición acepta la oferta de Chaves y califica su discurso como el de un forastero

Los partidos políticos andaluces aceptaron ayer la oferta de diálogo lanzada por el nuevo presidente de la Junta de Andalucía, Manuel Chaves, en su discurso de investidura, aunque propusieron ampliar este pacto a otros aspectos como Doñana y la modificación de leyes de la comunidad. Los portavoces del PP y de IU, Gabino Puche y Felipe Alcaraz, respectivamente, acusaron a Chaves de estar "amarrado a La Moncloa" y de haber realizado el discurso de "un forastero". Chaves fue elegido presidente de la Junta de Andalucía con los votos socialistas.

Los 62 diputados del PSOE en el Parlamento andaluz apoyaron la candidatura de Chaves, mientras que los 26 del Partido Popular (PP), los 11 de Izquierda Unida (IU) y los 10 andalucistas votaron en contra. El presidente en funciones de la Junta de Andalucía, José Rodríguez de la Borbolla, no asistió al debate de investidura, aunque sí acudió a la hora de producirse la votación.Gabino Puche, portavoz del Partido Popular (PP), calificó el discurso del candidato de continuista, inconcreto y poco ambicioso. En el transcurso de su intervención, Puche acusó en varias ocasiones a Chaves de "poco autonomista" y de "desconocer la realidad social y económica de la región", al tiempo que resaltó las circunstancias políticas en las que se había producido el relevo de José Rodríguez de la Borbolla, al que no citó, por Manuel Chaves: "Intente no amarrarse a la Moncloa, porque el Gobierno central es como un pulpo, que todo lo toca. Usted es una prueba de ellos y del enfrentamiento del poder central y autonómico".

Gabino Puche propuso que la comisión parlamentaria en la que se concretaría el pacto propuesto por el candidato socialista para afrontar los retos de la entrada del mercado único europeo, se ampliara también a otros temas como la Expo 92, la radiotelevisión de Andalucía, el consejo Económico y Social andaluz; la ley de la Función Pública y la reforma sanitaria acometida por los socialistas.

El portavoz de IU, Felipe Alcaraz, tachó el programa de gobierno expuesto en la Cámara regional por Manuel Chaves de carente de contenido auto nómico. Para Alcaraz el discurso fue "exógeno o forastero, y con el enfoque de alguien que parece estar de visita. No habla de ampliar el poder autonómico y si de articular la voluntad del gobierno regional con los intereses del gobierno central". Para IU Chaves únicamente propuso una mejora de la gestión de lo que hay sin cuestionar una ampliación de competencias.

"Silencios clamorosos"

Alcaraz reprochó al candidato socialista que en su intervención hubiera "silencios clamorosos", ya que omitió referencias a algunos temas de los que se habló en la campaña electo ral como el cementerio nuclear de El Cabril, el proyecto turístico de Costa Doñana o la recon versión de los astilleros de la Bahía de Cádiz. Sobre la oferta de diálogo, Alcaraz afirmó que éste deberá realizarse sobre cuestiones concretas, entre las que señaló la reforma del reglamento del Parlamento autonómico, el desbloqueo del trabajo de las comisiones parlamentarias y la reforma del estatuto de la televisión andaluza. .Para Alcaraz las política económica propuesta por Chaves es excesivamente continuista con los anteriores gobiernos socialistas e indicó que únicamente parece basada en el crecimiento del producto interior bruto sin tener en cuenta los desequilibrios que éste puede generar.

El portavoz del Partido Andalucista (PA), Pedro Pacheco, realizó una intervención poco crítica y llena de vaguedades, en la que aceptó la oferta de diálogo del candidato socialista, aunque no especificó las propuestas que el PA incluirá en la comisión parlamentaria propuesta por Chaves. Pacheco, que utilizó durante la campaña electoral un tono ácido y corrosivo, se limitó en su intervención a leer un discurso de 13 folios en el que reiteraba que el PA, a su juicio, era el único de "soberanía andaluza presente en la Cámara", y a animar al candidato a defender la voluntad del pueblo andaluz ante la Administración central. En la réplica, Chaves, que empleó un tono agresivo con Puche, conciliador con Alcaraz e indiferente con Pacheco, se comprometió a constituir una comisión internacional de expertos que evalúe el proyecto Costa Doñana y a defender las iniciativas aprobadas por el Parlamento andaluz sobre el cementerio de El Cabril.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 25 de julio de 1990

Más información

  • El candidato socialista, elegido nuevo presidente de la Junta con los votos del PSOE