Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
NECROLÓGICAS

Manuel Nevado, dirigente histórico del sindicalismo minero

El secretario general de la Federación Estatal de la Minería de Comisiones Obreras, Manuel Nevado Madrid, falleció en la madrugada de ayer en Oviedo, víctima de un proceso cancerígeno. Nevado, uno de los dirigentes históricos del sindicalismo minero español y militante comunista desde 1964, había nacido en Andalucía, pero fue en Asturias, en contacto con el movimiento obrero de la región y las huelgas antifranquistas que protagonizaron las comarcas mineras asturianas, donde decidió su militancia comunista y su activismo sindical, circunstancias por las que fue encarcelado en dos ocasiones.En la actualidad, y desde 1978, era el máximo dirigente de los 17.000 mineros (10.000 de ellos asturianos) integrados en la federación estatal minera de CC 00, con implantación en Castilla y León, Aragón, Cataluña, Andalucía, Galicia, Castilla-La Mancha y el Principado de Asturias. Era también miembro de la comisión política de la Organización Internacional de Mineros (OIM) y de la Comisión para la Armonización de las Condiciones de Trabajo de la Comunidad Europea.

Hasta su definitiva hospitalización, hace dos semanas, Nevado participó en las mesas de negociación de los planes de reducción de la minería privada española.

Gerardo Iglesias, ex coordinador estatal de Izquierda Unida y picador en la empresa minera Hunosa, destacó también la "firmeza singular" de Nevado como su rasgo más acusado. "Anteanoche, se despidió de mí preguntándome por la lucha sindical. Era un comunista de los pies a la cabeza".

Manuel Nevado nació en Espiel (Córdoba) en 1940, en el seno de una familia muy humilde. Era el menor de cuatro hermanos y cursó estudios primarios. Con su familia se trasladó a Asturias en los años cincuenta. Ingresó en el clandestino Partido Comunista de España (PCE) cuando contaba 24 años. Durante el franquismo participó en asambleas y acciones sindicales de diverso tipo. Trabajó de panadero y como camionero antes de ingresar como minero en la mina Monte María Luisa, donde alcanzó la categoría de ayudante barrenista. A partir de ahí acrecienta su actividad política y sindical.

Tras la llegada de la democracia fue elegido secretario general de la federación estatal minera de CC OO, de la que fue promotor. Desde entonces fue sucesivamente reelegido en los siguientes congresos y fue miembro del Comité Central del Partido Comunista de Asturias hasta 1987.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 24 de mayo de 1990