Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Oliver y Benji, los nuevos héroes

'Campeones', una serie de dibujos que emite Tele 5, arrasa entre el público infantil

Aún no han pasado tres meses desde que Tele 5 comenzó sus emisiones regulares (3 de marzo) y ya se ha convertido en la emisora favorita de los niños. Todo gracias a una serie japonesa de dibujos animados que, de lunes a sábado, provoca un conflicto familiar. A la misma hora que TVE-1 emite el telediario de mayor audiencia, Tele 5 contraataca con Campeones, que narra los sudores del Nuevo Equipo de fútbol para ganar los partidos.

Allá van con el balón en los pies y ninguno los podrá detener. El estadio vibra con la emoción / de ver jugar a los dos. / Solamente juegan para ganar,/ pero siempre con deportividad / y no hay nadie mejor / para la afición... / Oliver, Benji, los magos del balón,/ Benji, Oliver, sueños de campeón...". Cualquier niño español entre los 4 y los 12 años sabe cómo continúa esta simple canción. Así comienzan los dibujos animados estrella en estos momentos, Campeones, una serie japonesa de 128 episodios ambientada en el mundo del fútbol que emite Tele 5 todos los días a las 20.30."Cuando compré este dibujo pensé que podía jugar fuerte contra el telediario", explica Antonio Pozueco, director de producción externa de Tele 5, "y así ha sido. Sólo un niño puede hacer que su padre cambie de canal cuando está viendo las noticias. Hemos recibido montones de cartas y llamadas". Aproximadamente en octubre -la serie dejará de emitirse durante los meses de julio, agosto y septiembre- comenzará una campaña de merchandising y saldrá a la calle todo tipo de objetos alusivos a Campeones: cromos, camisetas, tebeos...

Juana y Sergio

Según datos proporcionados por Tele 5, Campeones había alcanzado a los dos meses de su emisión una audiencia del 26,25%. Una cifra que supera, con el 31,05%, otro espacio de la misma cadena, Super guay, que de 17.45 a 19.30, incluye varias series de dibujos animados dirigidas a un amplio público infantil. Entre esas series está otra japonesa, Dos fuera de serie, que no le va a la zaga a Campeones en cuanto a popularidad. Curiosamente, estos dos dibujos están ambientados en el mundo del deporte; Campeones, en el fútbol, y Dos fuera de serie, en el voleibol. Ésta última hace furor entre las chicas, que siguen embelesadas la historia de amor entre Juana y Sergio, dos deportistas de edad indefinida, ojos grandes y rostro redondo, como acostumbran a ser estos dibujos japoneses.Tele 5 parece haberse convertido en la favorita de los chicos y las chicas. A ninguno parece importarle la rigidez en los gestos que acusan estos dibujos, ni que, aparte de los protagonistas, el resto de los personajes sean tan parecidos que apenas se distingan unos de otros. "Los guiones son muy simples y pienso que a los niños de ahora les gusta eso: que sea simple sin ser floño", dice Pozueco. "La japonesa es una producción muy fácil. La producción americana y la europea son mucho más ricas, pero también mucho más caras. Los japoneses tienen algo que conecta con los niños inmediatamente. Aunque los adultos no nos expliquemos por qué, resulta un éxito absoluto".

"A mí me parece mejor la historia de Juana y Sergio", dice Nuria, de 10 años, "y me gustaría que en el colegio enseñaran a jugar al voleibol. Los chicos de clase prefieren Campeones". Carlos, de su mismo curso, asiente: "Son los mejores; siempre ganan". Su héroe es Benji, el portero.

Para los meses de verano, Tele 5 tiene preparada otra serie de dibujos que, a pesar de la época estival, seguramente obtendrá un éxito similar a las anteriores. Jem, las aventuras de un grupo musical compuesto por chicas, está dirigida a las niñas "que no ven, el Mundial", según Pozueco. "Para esa época intentaremos dar una programación alternativa para aquellas personas que no les guste el fútbol", concluye, "como son habitualmente las mujeres y los niños. Para ellas, tendremos el espacio de cine Noche de amor que, como su nombre indica, emitirá grandes filmes románticos".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 22 de mayo de 1990