Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
LA INVESTIGACIÓN DEL P.P.

Conclusiones del informe de Ruiz Gallardón

Las conclusiones redactadas por el senador del PP Alberto Ruiz Gallardón tras su investigación sobre el caso Naseiro describen unos hechos que en ningún momento apuntan la descripción de un cohecho (soborno a funcionario público). No obstante, sí precisan que ha quedado acreditada la disposición de algunos implicados a solicitar donaciones para el partido a empresas "beneficiadas por adjudicaciones de corporaciones locales de las que forma parte el Partido Popular", lo que habría resultado ilegal. Este sistema de financiación aparece descrito en grado de frustración (no Regó a consumarse), y no supone, según el informe, un sistema permanente de financiación. Asimismo, el informe indica que el vicesecretario general, Arturo Moreno, consintió la existencia de "un grupo ( ... ) dentro del partido de forma no oficial y con actuación al margen de la estructura orgánica del partido". A continuación se recogen las conclusiones del informe. Los títulos que anteceden a cada una de ellas no figuran en el texto original, y han sido escritos por la Redacción de EL PAÍS.

1. EL PP NO RECIBIÓ DINERODe los hechos examinados e investigados resulta acreditada la participación de varios miembros del Partido Popular en una serie de conversaciones en las que utilizando el nombre del partido se pretende conseguir aportaciones no finalistas de determinadas empresas que, por su actividad, participan de forma habitual en los concurso públicos cuya adjudicación corresponde a corporaciones locales de las que forman parte, generalmente de forma minoritaria, cargos electos del Partido Popular.

Esta pretensión de obtener aportaciones económicas en ningún caso aparece condicionada al voto de los concejales del Partido Popular en adjudicaciones de obras suministros o de cualquier otra naturaleza.

No se ha producido en ningún caso en las operaciones objeto de investigación en este informe, cambio del sentido de voto por parte de los concejales del Partido Popular, como consecuencia de las actuaciones referidas.

Ninguna de las operaciones objeto de investigación llega a consumarse por lo que el Partido Popular o los intervinientes en las mismas, no han recibido aportación económica alguna.

2. HECHOS AISLADOS

Todas estas actuaciones no suponen la revelación de un sistema permanente y estable de financiación del Partido Popular.

Por el contrario, se trata de hechos aislados que surgen a iniciativa de Salvador Palop y que se pretenden realizar en unos casos con Ángel Sanchis y en otros con Rosendo Naseiro.

3. USO INDEBIDO E NOMBRE

Las actuaciones citadas se inician generalmente por Salvador Palop de forma espontánea y sin encargo directo o indirecto del partido. El móvil revelado en las, conversaciones es ganar el favor político de Arturo Moreno, y de la propia dirección nacional del partido a través de Rosendo Naseiro.

Se acredita, también, la utilización indebida, por falsa, del nombre del presidente nacional el partido para avalar su irregular actuación.

4. MORENO CONSINTIÓ

Los hechos revelan que el vicesecretario general, Arturo Moreno, consintió la existencia de un grupo identificable en una unidad de propósitos políticos dentro del partido de forma no oficial y con actuación al margen de la estructura orgánica del partido. Igualmente, se acredita entre los miembros del grupo una comunidad de intereses económicos al margen del partido, cuya concreción se manifiesta en la sociedad Futuro Financiero. Esta Sociedad no participa en la actividad objeto de este informe ni es destinataria de fondos relacionados con la financiación del Partido Popular, pero es el común denominador de los intereses económicos privados de algunos de sus miembros, concretamente del propio Arturo Moreno, de Salvador Palop, y de Miguel Ángel Cortés, que abandona su responsabilidad ejecutiva en la empresa a raíz de su elección como diputado.

5. SANCHIS USURPÓ FUNCIONES

Los hechos revelan que el diputado nacional Ángel Sanchis sin competencia orgánica o estatutaria alguna, pretendió participar junto con Salvador Palop en operaciones de recaudación de fondos utilizando para obtener su confianza los nombres del presidente-fundador y del presidente nacional del partido.

6. NASEIRO PIDIÓ DONACIONES

Los hechos revelan que Rosendo Naseiro, al margen de sus obligaciones como tesorero nacional, consintió la realización por Salvador Palop de conversaciones encaminadas a las actividades referidas en la conclusión primera de este informe, permitiendo la participación en labores de tesorería a persona que no ostenta cargo alguno en el organigrama financiero del Partido Popular. En las declaraciones de Rosendo Naseiro se aprecia su negativa a condicionar los votos de concejales del PP al cobro de comisiones por parte de empresas adjudicatarias. Se acredita, sin embargo, su disposición a solicitar donaciones no condicionadas, a empresas que hayan resultado beneficiadas por adjudicaciones de corporaciones locales de las que forma parte el PP. Este sistema de financiación, a juicio de este instructor, sin perjuicio de que sí se hubiera llevado a efecto, lo que no se acredita en estas actuaciones, hubiese significado posible vulneración de lo dispuesto en el artículo 43 e) de la Ley de Financiación de Partidos Políticos, debe ser considerado contrario a los principios éticos y deontológicos que ha de asumir un partido. Sobre este extremo nos remitirnos a la propuesta contenida en la cuarta y última parte de este trabajo.

7. AZNAR NO LO SABIA

De los hechos examinados resulta evidente que tanto el presidente del PP como su presidente-fundador desconocían absolutamente las actividades objeto de este informe, a pesar de las citas que se hacen involucrando sus nombres a los efectos de atribuirse cargos o funciones que en ningín caso se ostentaban y con la clara finalidad por quienes lo utilizan de confirmarse mutuamente. Tanto Palop como Naseiro han manifestado en sus declaraciones que todo cuando hablaban era desconocido por el presidente y por el presidente-fundador del partido.

8. EL PARTIDO NO ES RESPONSABLE

De todo lo investigado no se deduce responsabilidad contra el resto de los militantes o cargos electos del Partido Popular mencionado en las conversaciones mantenidas en el sumario".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 22 de mayo de 1990