Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Tribuna:

Un rebote muy aparente

Una peseta menos fuerte en el inmediato horizonte podría estar provocando una clara detracción del dinero extranjero, en opinión de algunos analistas. Los inversores foráncos han vuelto a mostrarse remisos a la hora de comprar, lo cual tiene efectos claros en la disminución de los volúmenes contratados. Se produce así una especie de contrasentido de mucha tradición en los mercados españoles: la bolsa sube con bajos volúmenes, lo que produce un ciclo de corta duración. Bajo estos parámetros se hace algo artificial explicar la situación del índice, y mucho más cuando las noticias maeroeconómicas -ayer se vivió con lógica intensidad la bondad de la tasa de inflación del mes pasado arrojan balances optimistas. En los medios bursátiles barceloneses se repitió una vez más la socorrida máxima de situaciones beneficiosas de que el mercado ya había descontado el índice de precios al consumo. Al ya se veía venir se añadió la fortaleza de las bol sas internacionales con Nueva York a la cabeza, y todo acabó en casi euforia con un rebote muy aparente del índice general, que ayer con más de cinco en teros se llevó los soportes por delante.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 15 de mayo de 1990