Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los precios subieron sólo un 0,2% en abril gracias al descenso en los productos alimenticios

La inflación de los últimos 12 meses se mantiene estable en el 7% tras registrar el pasado mes de abril una subida del 0,2% y situarse la acumulada en el primer cuatrimestre de este año en un 2,2%, la misma tasa que el pasado ejercicio. El descenso en los precios de los productos alimenticios (-0,6%) permitió este crecimiento modera do en abril -igual que sucedió en marzo- a pesar del aumento en las tarifas telefónicas, la hostelería y la vivienda. El Ministerio de Economía y Hacienda espera que la inflación se reduzca en el segundo semestre del año, mientras los sindicatos piden al Gobierno que modifique su previsión del 5,7% para el conjunto del ejercicio.

Abril fue un mes de continuidad con algunas señales de moderación, desde el punto de vista del IPC. Según los datos publicados ayer por el Instituto Nacional de Estadística (INE), los precios subieron en abril un 0,2%. Esta tasa es inferior a la registrada en el mismo mes del pasado año (0,3%) y superior a la del año 1988 (-0,3%). Con ello, la inflación acumulada en el primer cuatrimestre del año es del 2,2%, igual que en el mismo periodo del año anterior. Sin embargo, la inflación de los últimos doce meses está en el 7%, por encima de la registrada en abril de 1989 (6,7%), año en que los precios terminaron en el 6,9%. El Gobierno ha fijado un objetivo inferior para este año (5,7%) y, para conseguirlo, el Ministerio de Economía y Hacienda espera que se mantenga la estabilidad y confía en un descenso durante el segundo semestre del ejercicio. Los sindicatos UGT y CC OO, sin embargo, hicieron ayer un llama miento al Gobierno para que revise al alza esta previsión.

La tasa de los últimos doce meses se mantiene en el 7%, igual que la registrada en marzo. En los dos últimos meses, el IPC se ha comportado de forma moderada gracias al des censo en los precios de los productos alimenticios (-0,6% en abril), que suelen repuntar durante el verano.

Salvo la alimentación, los restantes componentes del IPC subieron en los siguientes porcentajes: Vestido (0,7%), vivienda (0,7%), menaje (0,5%), servicios médicos (0,6%), transportes (0,8%), cultura (0,2%) y otros gastos (0,7%).

Entre ellos, los alimentos no elaborados descendieron un 1,3%, mientras que las comunicaciones telefónicas aumentaron un 4% y la vivienda en propiedad un 0,8%, el mismo porcentaje que para turismo, hostelería y medicina, mientras el transporte subió un 0,7%.

Diferencial

Se ha reducido ligeramente el diferencial de inflación entre los servicios y los precios industriales, aunque los primeros continuan en tasas superiores. Así, los servicios (sin alquileres) subieron un 0,8% (tasa anual del 9%), mientras que el aumento en los precios de los productos industriales fue del 0,5% (tasa anual del 4,3%).

En cuanto a la inflación subyacente -sin alimentos no elaborados y sin productos energéticos-, registró en abril un alza del 0,5%, lo que ha permitido un descenso de su tasa anual por segundo mes consecutivo, hasta situarse en el 6,6%.

Con información todavía incompleta, la nota difundida ayer por Economía señala que "cabe esperar que el diferencial de inflación frente a los países de la CE y de la OCDE, experimente un ligero descenso, también por segundo mes consecutivo".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 15 de mayo de 1990

Más información

  • La inflación se mantiene en el 7%, aunque Economía espera una reducción en próximos meses