Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las cifras de unas obras

Después de 550.000 horas de trabajo, el Ayuntamiento de Madrid ha conseguido que el túnel del Arco de Triunfo y el de Cristo Rey entren en funcionamiento seis meses antes de lo previsto. Para ello ha sido necesario establecer turnos de 24 horas, incluidos los domingos y días de fiesta. También fue necesario desviar los servicios de líneas eléctricas y de la compañía Telefónica, salvar los trazados de numerosas tuberías de gas y los servicios del Canal de Isabel II. En total, la obra, realizada en un tiempo récord según fuentes municipales, ha costado 1.410 millones de pesetas; 325 millones más de lo presupuestado en un principio, por problemas de la composición del terreno fundamentalmente.En cada uno de los tres turnos de trabajo han sido empleadas una media de 220 personas. Se han realizado 550 metros de túnel en Cristo Rey y 300 metros en la avenida de Reina Victoria. Millares de metros de cables eléctricos han sido desviados en esta obra, que ha consumido 25.000 metros cúbicos de, hormigón y más de un millón de kilos de hierro en armadura. En las instalaciones subterráneas se han utilizado 15.000 metros cuadrados de muros de pantalla. Estos túneles están equipados con seis extractores de humos y dos controles de ventilación con detectores del carbono en polvo en suspensión que están asistidos por ordenador. El coste de las obras ha sido de 1.300 millones de pesetas.

El Ayuntamiento asegura que, con la terminación de estos pasos, los automovilistas madrileños se ahorrarán en total 30.000 horas diarias de demora sobre un cálculo estimado de 180.000 vehículos, que son los que circulan a diario por la zona.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 12 de mayo de 1990