Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La policía halla cuatro kilos de heroína ocultos en un cuarto trastero

Inspectores de la comisaría del distrito de Centro decomisaron en poder de un marroquí un alijo de más de cuatro kilos de heroína, que éste presuntamente escondía dentro de un cuarto trastero existente en el garaje de su vivienda de Móstoles, según informaron fuentes policiales. El detenido está considerado como distribuidor de droga a mediana escala.Las pesquisas se iniciaron hace aproximadamente dos meses, después de que el Grupo de Investigación de Seguridad Ciudadana descubriera a un ciudadano marroquí que estaba supuestamente relacionado con redes de traficantes del País Vasco. El sospechoso fue identificado como Eddahmani Abdesarrak, de 36 años, nacido en Alhucemas (Marruecos).

Los agentes comprobaron que el citado marroquí vivía en el bloque número 234 del paseo de Móstoles, en el parque de Coimbra, cercano a la localidad de Móstoles. El juez de Instrucción número 5 de esta ciudad autorizó el registro del domicilio, donde la policía descubrió 300 gramos de heroína y 700 de cocaína ocultos en un agujero practicado bajo la tapicería de un sofá existente en el salón de la casa.

Unos vecinos informaron a los policías que una joven llamada Kadija, que convivía con el detenido, solía bajar frecuentemente durante las noches a un cuarto trastero que la pareja tenía en el garaje del inmueble. Ante esa circunstancia se procedió al registro de tal dependencia, donde fueron hallados otros cuatro kilos de heroína y 750 gramos de hachís, según la Jefatura Superior de Policía.

Fuentes de la comisaría de Centro indicaron ayer que durante los últimos meses vienen observando que los habituales traficantes de hachís se están dedicando ahora también a la venta de heroína que ellos mismos acuden a buscar al norte de España.

Piso franco

Por otra parte, cinco presuntos vendedores de droga unidos entre sí por lazos familiares han sido detenidos en un piso del número 7 de la calle de Enrique Moyano, en el distrito de Carabanchel, según fuentes policiales. Han sido decomisados 22.000 dosis de heroína, 3.000 de cocaína, un lote de joyas, dos cajas de fármacos psicotrópicos y balanzas de precisión.Los dos hombres y las tres mujeres detenidos disponían de un piso franco donde despachaban el estupefaciente a pequeños traficantes del barrio de Comillas. Los arrestados tenían su domicilio en el mismo inmueble, pero no lo utilizaban para ningún tipo de actividad ilícita.

Sagrario niesta Aranda, de 56 años, está acusada de ser la presunta responsable del grupo desarticulado, según las investigaciones realizadas por los funcionarlos de la comisaría del distrito. Esta mujer figura en los archivos policiales por haber sido detenida en tres ocasiones por supuesta implicación en otros tantos delitos contra la salud pública.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 9 de mayo de 1990