Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Dinamarca, la monarquía más antigua del mundo

La reina Margarita II cumple hoy 50 años

Dinamarca, pequeño país nórdico de cinco millones de habitantes que se agrupa junto a España en el seno de la CE y de la OTAN, está regido por la monarquía más antigua del mundo. Su dinastía arranca de los reyes vikingos, hace más de 1.000 años. Los daneses van a tirar la casa por la ventana para celebrar el 50º cumpleaños de su reina, Margarita II, que se cumple hoy. Esta fecha marcará el punto culminante de unos festejos que durarán hasta el día 20. Un enviado de EL PAÍS asistió recientemente, en el palacio real de Amalienborg, en Copenhague, a la primera conferencia de prensa que la reina concedió desde que subió al trono, en 1972.

La reina danesa es alta, elegante, inteligente y enormemente popular. Habla alto y rápido, tanto en inglés como en francés. Deja bien claro su papel constitucional, que tras la reforma de 1953 ha dejado a la monarca como símbolo del país, a pesar de que la reina preside los consejos y firma, junto al primer ministro, todos los decretos. "Nada de preguntas sobre política, por favor", dice.La reforma constitucional de 1953 abolló la ley sálica y permitió que una mujer accediera al trono.

Margarita II lo hizo a los 31 años. Se había casado a los 26 con un diplomático francés, Henri Montpezat, conde de Laborde-Montpezat, al que conoció en el Reino Unido. Allí estudió arqueología durante cinco años. El príncipe consorte, que ha adoptado el nombre de Henrik, se mantiene en un discreto segundo plano, pero tanto él como sus hijos, el príncipe heredero, Frederik, nacido en 1968, y su hermano, Joachim, un año menor, son el sostén humano de la reina. "Mi marido es la persona más importante de mi vida", dice la Reina. "Sin él, yo no sé lo que habría hecho. La familia me soporta y me ayuda en todas mis tareas".

Pragmática

La reina es una persona pragmática y con mucha capacidad de trabajo. Además de sus continuos viajes al extranjero en representación de su país, trabaja en palacio unas 12 horas diarias. Casi todos los miércoles asiste al Consejo de Ministros.La relación de parentesco entre la mayoría de las familias reales europeas facilita las tareas diplomáticas de la reina. Por ejemplo, la hermana menor de la reina Margarita, la princesa Ana María está casada con Constantino de Grecia, hermano de la reina de España. Margarita visitó oficialmente España en 1983, tres años después de que los reyes Juan Carlos y Sofía viajaran a Dinamarca.

Los jueves son los días mágicos de la reina, en los que procura liberarse de los asuntos de Estado y dedica su tiempo a cocinar y tareas propias de un ama de casa. Dibuja, pinta o borda. Sus trabajos como bordadora, como diseñadora de sellos o como ilustradora de libros, la han hecho famosa en su país y fuera de él, a pesar de que comenzara firman do con seudónimos.

Tras estudiar derecho, economía y política, la reina ha retomado sus aficiones y sorprendió en 1970 con el diseño de una serie de sellos de Navidad. Hace cinco años le encargaron el diseño del sello conmemorativo del 402 aniversario del final de la ocupación alemana del país, de 1940 a 1945, durante la II Guerra Mundial. Margarita nació una semana después de la invasión nazi del país.

La reina ha publicado también varios dibujos realizados durante un viaje a Tailandia e ilustró con más de 70 grabados El señor de los anillos, de J. R. R. Tolkien. Los firmó con el seudónimo de Ingahild Gratmer, creado con los nombres con los que fue bautizada, que, además de Margarita, fueron los de Alexandrine, Thorhildus e Ingrid. La reina ha ilustrado también, esta vez en color, los cuentos de Regnar Lodbrog, basados en las epopeyas vikingas. Recientemente, expuso en Suecia una selección de sus trabajos: dibujos, óleos, diseños para casullas sacerdotales y trajes de teatro, puntillas y bordados, así como su propio anagrama real.

Margarita ha traducido del francés al danés, junto con su marido, el libro Tous les hommes sont morteis (Todos los hombres son mortales), de la francesa Simone de Beauvoir, y diseñó la cubierta del libro.

A veces, invita a palacio a profesores y teólogos, para hablar de religión. Ella es, por derecho, la cabeza de la Iglesia reformada de Dinamarca. El 96% de los daneses pertenece a ella.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 16 de abril de 1990