La reunión del G-7 frena la caída del dólar

La noticia más destacable del día fue la publicación de los datos de empleo en Estados Unidos. En concreto, la cifra de nuevos puestos de trabajo no agrícolas se situó en 26.000 (el nivel más bajo en tres años y medio), frente a 177.000 que se esperaban. Asimismo, la tasa de desempleo bajó un 0,1%, para situarse en 5,2%. Según los economistas, estas cifras representan una corrección frente a las fuertes alzas registradas en enero y febrero, 332.000 y 356.000, respectivamente. Por otra parte, si se hace un promedio de los tres últimos meses, la cifra quedaría en 238.000, lo cual es indicativo de una economía en fase de crecimiento lento, aunque sin peligro de recesión. El mercado de bonos del Tesoro tomó estos datos como signo positivo de que la Reserva Federal no aumentará los tipos de interés a corto plazo. En este contexto, el bono a 30 años subió casi medio punto en precio, con lo que el rendimiento bajó hasta el 8,48%, comparado con el 8,52% del día anterior.Sin embargo, las cotizaciones cayeron nuevamente hacia el cierre, a consecuencia de las declaraciones realizadas por el Bundesbank advirtiendo del peligro inflacionista que supondría el intercambio de marcos. La Bolsa de Nueva York, tras subir 7 puntos cerró a 2.717,12 puntos, con una pérdidas de 4,05 puntos. Los rumores, más tarde desmentidos, de un accidente nuclear en la URSS, pesaron a la baja sólo momentáneamente.

Las perspectivas de una elevación de los tipos de interés en la RFA, al tiempo de que en Estados Unidos podrían mantenerse sin cambio, produjeron un descenso en la cotización del dólar. No obstante, la proximidad a la reunión del G7 en París, amortiguó el descenso del billete verde, que, al cierre de la sesión, se situó en 157,2 yens frente a 157,5 del día anterior.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS