Ensidesa obtuvo el año pasado 9.025 millones de beneficios frente a las pérdidas de 1988

La Empresa Nacional Siderúrgica (Ensidesa) cerró el pasado ejercicio con unos beneficios de 9.025 millones de pesetas frente a los 6.095 millones de pesetas de pérdidas del año anterior. El cash-flow (beneficios más amortizaciones) ascendió a 21.000 millones de pesetas, superior en un 1.100% al obtenido en 1988. En su comparecencia anteayer en la comisión de Industria del Congreso de los Diputados el presidente de la compañía, Fernando Lozano, anticipó que los resultadosde la. siderúrgica estatal en el presente ejercicio serán positivos, aun cuando inferiores a los de 1989. Las expectativas son más favorables para los años 1991 y 1992. Mientras para 1991 Ensidesa vaticina unos resultados similares a los de 1989, para 1992 la compañía prevé unos resultados positivos de unos 14.700 millones de pesetas.Los resultados obtenidos en 1989 suponen la vuelta a la rentabilidad de Ensidesa, después de 15 años con pérdidas y cuando se ha dado por cerrado el período transitorio de adaptación a la Comunidad Europea, que permitía hasta ahora optar a subvenciones estatales a la siderurgia española.

Ensidesa produjo el año pasado 3,64 millones de toneladas de acero, una cifra similar a la de 1987, pero superior, en un 11,1 % a la de 1988, un ejercicio en el que el período de prueba de la nueva acería LD3 supuso una merma de la producción. La facturación ascendió a 188.000 millones de pesetas, un 22,98% más que en 1988.

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 22 de febrero de 1990.

Lo más visto en...

Top 50