Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Encontrados en un pueblo de Lugo los cadáveres abrazados de madre e hijo

Una mujer y su hijo fueron encontrados muertos en su casa en la mañana de ayer por vecinos de la parroquia de Randolfe, en el ayuntamiento lucense de Chantada. Los cadáveres aparecieron abrazados, el del hijo en posición yacente sobre el de la madre , totalmente ensangrentados y con evidentes muestras de haber sufrido una muerte violenta.María Blanco Corral, de 69 años de edad, viuda, vivía con su hijo, José Fernández Blanco, de 46 años, casado y con una hija, aunque el matrimonio estaba separado.

Los vecinos que descubrieron los cadáveres coinciden en lo estremecedor del panorama, al describir la casa con las ventanas salpicadas de sangre, al tiempo que aseguran que no notaron movimientos extraños la noche del suceso.

Los primeros indicios apuntan a que el doble crimen pudo acontecer la noche del domingo, pues José Fernández fue visto en un entierro la tarde anterior a la mañana siguiente las camas todavía estaban hechas.

Se desconoce la identidad del autor y el móvil del doble crimen, aunque no se descarta que madre e hijo se mataran entre sí, por una disputa económica.

En los últimos meses José Fernández, que poseía varias tierras, había vendido distintas fincas de su propiedad.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 20 de febrero de 1990