La Armada adapta un buque denunciado por insalubre

La Armada española ha realizado importantes modificaciones en el buque Contramaestre Casado, con el fin de aplicarlo para el transporte de personas. Las reformas se han efectuado en las bodegas y se producen después de denunciarse que en su interior eran trasladados marineros, sin las condiciones mínimas exigibles, desde la Península hasta las islas Canarias para cumplir el permiso militar.Las obras, con un coste superior a los cinco millones de pesetas, se han centrado en el sistema de aireación y refrigeración de los sollaos o dormitorios, que se han construido en las bodegas, y que han sido dotados del mobiliario necesario, así como de los servicios que requiere este tipo de habilitación en los buques. De esta forma, las mejoras introducidas suponen crear el alojamiento para cerca de 200 personas.

Precisamente, el pasado lunes zarpaba el barco con rumbo a Las Palmas de Gran Canaria desde la Base Naval de Rota (Cádiz), con unos 200 marineros del último llamamiento, que tras jurar bandera en la localidad gaditana de San Fernando cumplirán el resto del servicio militar en acuartelamientos del archipiélago canario.

Antes de su reforma, el Contramaestre Casado, que era un antiguo buque frutero, efectuó traslados de marineros de forma habitual durante dos años, siendo el último, en estas condiciones, en el pasado mes de diciembre, fecha en la que se reveló a la opinión pública las circunstancias en las que se efectuaba este tipo de transporte.

A raíz de este hecho, el buque entró a su regreso de Canarias en el dique del arsenal de La Carraca, en San Fernando, donde se le han efectuado las mejoras antes citadas.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS