Chirac, reelegido líder de un gaullismo en crisis

El alcalde de París Jacques Chirac, de 57 años de edad, fue reelegido ayer por amplia mayoría presidente del partido gaullista, la Asamblea para la República (RPR). Según la opinión de la mayoría de los comentaristas políticos franceses, la victoria de Chirac no despeja las dudas expresadas en su propio partido acerca de la capacidad de liderazgo del hombre que en 1988 llevó a la derecha francesa a los peores resultados electorales de su historia moderna.

Unas 25.000 personas asistieron ayer en Le Bourget, localidad próxima a París, al congreso del RPR y refrendaron la gestión al frente del partido de Jacques Chirac y su hombre de confianza, Alain Juppé. La masiva asistencia al congreso y el apoyo a la persona de Chirac no pudieron ocultar la profunda crisis en que está sumido el movimiento.

El año 1990 comenzó para el RPR con el público pronunciamiento contra Chirac de dos de sus más importantes barones. Charles Pasqua, responsable de la cartera de Interior durante los dos años de la cohabitación francesa, el período en que Chirac fue el primer ministro del presidente socialista François Mitterrand, y Philippe Séguin efectuaron un llamamiento a la renovación total del RPR.

La crisis de Chirac es la del gaullismo, en un año en que se conmemora el centenario del nacimiento de De Gaulle.

* Este artículo apareció en la edición impresa del domingo, 11 de febrero de 1990.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50