_
_
_
_

KIO, dispuesto a comprar las acciones de Prima que se vendan tras la OPA de Torras

Kuwait Investment Office (KIO) intentará recuperar la mayoría del capital de Prima Inmobiliaria, que el grupo árabe ha perdido como consecuencia de la oferta pública de adquisición de acciones (OPA) sobre el grupo Torras. El vicepresidente de KIO, Fouad Jaled Jaffar, aseguró ayer en Madrid que su entidad no era muy partidaria en principio de que la OPA se realizase mediante canje de acciones de Torras por Prima. Según Jaffar, el valor de Prima Inmobiliaria está por encima de su cotización actual, fijada en el 830%.

Las declaraciones del principal responsable de KIO coinciden justo en el último día del plazo previsto para la materialización de la OPA formulada por el grupo árabe sobre Torras. La oferta, fundamentada básicamente en el canje de acciones de Torras por Prima, puede dar lugar a una avalancha vendedora de títulos de la empresa inmobiliaria, tal y como reconoció Jaffar afirmando que "el mercado es libre, pero yo pienso que la gente puede arrepentirse dentro de un tiempo si ahora ceden sus acciones de Prima Inmobiliaria".El vicepresidente de KIO mostró, de esta forma, su confianza en el futuro de la empresa inmobiliaria, donde ahora controla junto a otros grupos afines un 87,32% del capital. En el supuesto de que todos los accionistas de Torras acudan a la OPA, esta posición accionarial bajará al 35,2%, con lo que más del 52% del capital quedará distribuido en manos de pequeños accionistas. En el supuesto de que los minoritarios decidieran desprenderse de sus títulos, el grupo árabe tiene ya preparada su artillería para comprar todas las acciones que pueda.

Las palabras de Jaffar sobre el futuro de Prima están justificadas en función a los nuevos proyectos de la inmobiliaria, entre los que destaca de forma inmediata la construcción de las torres de la Plaza de Castilla, en Madrid. KIO confia en que el Ayuntamiento conceda mañana la definitiva licencia de obra que viene siendo negociada desde hace meses. Asimismo, el consejo de administración de Prima aprobó ayer los resultados correspondientes al pasado ejercicio, en el que la inmobiliaria ha registrado unos beneficios situados en torno a los 4.000 millones e pesetas, lo que supone cuatro veces más que en 1988.

Control de gestión

El vicepresidente de KIO no descartó que sus socios españoles incrementen paulatinamente su participación en Torras, que ahora se estima, tras la OPA, en un 22% del capital. Pese a ello, el objetivo expuesto por Jaffar apunta a la consolidación de Torras en un plazo de cinco años, asegurando siempre el control efectivo de la gestión.Los datos definitivos de la OPA se conocerán en el plazo de una semana, toda vez que los bancos presenten la liquidación de las operaciones efectuadas. En cualquier caso, tanto Jaffar como el socio español de KIO, Javier de la Rosa, se mostraron unánimes a la hora de asegurar que la oferta "va a ser un éxito".

El máximo responsable ejecutivo del grupo árabe reafirmó la voluntad de permanencia en España por parte de KIO e incluso añadió que su entidad no descarta nuevas oportunidades de negocio. No obstante, Jaffar reconoció que las inversiones de KIO en nuestro país se encuentran "por encima de sus posibilidades" si se tiene en cuenta el estudio comparado de las grandes variables de la economía española respecto a otras naciones en los que también opera el grupo kuwaití.

Jaffar no precisó realmente ningún proyecto futuro por parte de KIO en España, si bien señaló que el sector bancario forma parte de las inversiones de cartera del grupo árabe que, según él, mantiene participaciones en casi todas las grandes entidades financieras españolas.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_