Crítica:CINE EN TELEMADRID
Crítica
Género de opinión que describe, elogia o censura, en todo o en parte, una obra cultural o de entretenimiento. Siempre debe escribirla un experto en la materia

El hombre de la boina

Pedro Lazaga, Mariano Ozores y Paco Martínez Soria unieron por enésima vez sus esfuerzos en Hay que educar a papá. Para dar gusto al consumidor de subcomedias populares, mezclan cuatro burdos y reiterados tópicos: el del papá que se cala la boina para ir a la ciudad a poner orden en su familia, el del hijo hippy, el de la niña snob educada en un cursi colegio inglés, y el de la finca rústica convertida en una urbanización de lujo, cuya venta ha proporcioiado buenos dividendos y ciertos sinsabores a papá. A Helga Liné, actriz casi exclusiva de estos productos, le corresponde en esta ocasión poner la guinda erótica a este pastel insípido.Mayor atención merece la ;erie británica Arriba y abajo que Telemadrid programa para emitir cada día, de lunes a jueves, en capítulos de una hora.

En 1983 ocupó durante tres -meses las pantallas de Televisión Española despertando el interés de una gran audiencia. Es uno de los mejores seriales concebidos para televisión. Seis premios internacionales, entre ellos el Globo de Oro a la mejor producción dramática de televisión, avalan su calidad.

Arriba y abajo es una magistral lección histórica que imparten los habitantes de una lujosa mansión londinense, desde la visión dialéctica del amo y el esclavo -los primeros habitan arriba, los segundos abajo-.

Comienza con el siglo XX y acaba con el crack financiero de 1929, cuando se vende la mansión para edificar apartamentos; los problemas de un periodo de 30 años se exponen con rigor. La época llena de convulsiones acabó transformando el orden social clasista y prepotente que imperaba en la Inglaterra de corte victoriano y eduardiano.

Cada capítulo es una pieza dramática en sí misma, realizada con sorprendente habilidad. Se repiten los mismos rituales, en los mismos decorados y con los mismos actores -un plantel excelente- atrapando al espectador. El secreto se debe atribuir exclusivamente al talento y a la capacidad para urdir situaciones del grupo de autores de la idea original; la rigurosa puesta en escena de los realizadores que sin alardes ambiciosos han dado con la fórmula mágica para trasladar el serial histórico al medio televisivo, también cuenta.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción