Aislados 100 soldados de Colmenar tras morir un compañero por meningitis

Los más de 100 integrantes de una compañía de un acuartelamiento de Colmenar Viejo han sido aislados y no se les permite salir al exterior, tras producirse la muerte de un compañero a consecuencia de una meningitis, según informaron ayer fuentes del Ministerio de Defensa.

Los mismos medios han asegurado que "no hay ningún brote epidémico, sino que se ha adoptado esta determinación como simple medida de precaución sanitaria".

El soldado Juan José B. G., que cumplía el servicio militar en la Agrupación Logística número 1 del cuartel de Pico de San Pedro, falleció el pasado miércoles en el hospital Gómez Ulla, de Madrid. El parte de defunción firmado por los médicos de dicho centro indicaba que el óbito se produjo a causa de un proceso meningococico. Pero un juez de Instrucción ordenó que el forense realizase la autopsia, la cual corroboró la causa de la muerte del muchacho.

Los mandos castrenses, siguiendo las recomendaciones sanitarias habituales en estos casos, ordenaron el aislamiento de todos los integrantes de la compañía a la que pertenecía el joven fallecido. Las demás unidades que componen el acuartelamiento han podido salir con permiso de fin de semana, al considerarse que no tienen ningún riesgo, "ya que no han tenido contacto con el fallecido".

"No hay ningún foco infeccioso, pero los soldados estarán en observación durante 48 horas para comprobar que no hay el menor peligro", según dijeron las fuentes informantes. Los muchachos están siendo medicados preventivamente mediante la administración de Sulfadiazina y Rifaldin. Un portavoz oficial calificó de "lógica" la determinación de aislar a los compañeros de Juan José B. G., y aseguró que no hay ningún motivo de alarma.

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 26 de enero de 1990.