Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Felines dimite como entrenador del Rayo

Félix Barderas, Felines, dimitió ayer como entrenador del Rayo Vallecano al sentirse disconforme con el acuerdo de la directiva de sancionar al delantero Botella tan sólo con la suspensión de empleo y sueeldo durante un lmes. Slus relaciones con él se habían deteriorado hasta el extremo de haber pedido el presidente, Pedro García, que lo apartara definitivamente de la plantilla. El jugador se apresuró a puntualizar que se alegra de la salida de Felines del equipo, ya que lo considera el culpable de su pésima telmporada. El manager, Manual Peñalva, dirigira el conjunto de forma provisional.

Felines ya lo había advertido:"0 él o yo. Botella no volverá a vestirse de corto para jugar mientras yo sea el técnico del Rayo". Su pretensión era que se le apartara definitivamente de la plantilla. Por eso, ante el hecho de que sólo se le haya abierto un expediente, suspendido de empleo y sueldo duran te un mes-período en el que deberá entrenarse con el cuadro filial de la tercera División, pero pudiendo contar con el preparador fisico del primero, Jesús Paredes, en un momento dado- y declarado transferible, optó por presentar su dimisión con carácter irrevocable.A media mañana comunicó Felines su decisión a García. Ni siquiera admitió que éste intentara disuadirle de ella. "Sería absurdo que me quedara ahora y luego me fuese inmediatamente después de que Botella cumpliera su castigo", alegó. A continuación, en compañía del dirigente, informó de su marcha a los jugadores y se excusó ante ellos por sus posibles equivocaciones. El defensa Callejo, que también se enfrentó a él días atrás con ocasión del fichaje del yugoslavo Drizic y que ha sido suspendido de empleo y sueldo durante diez días, expuso al conocer la noticia su tristeza por el desarrollo de los acontecimientos. En cambio, Botella afirmó alegrarse de que Felines deje el equipo, ya que lo considera el culpable de que vaya el último: "Cuando no se puntúa nunca en campo contrario, es obvio que la causa radica en el mal estudio de los partidos por parte del máximo responsable"."Y la temporada pasada, cuando se ascendió, ¿qué?", replicó Felines al comentársele esta acusación;"¿era yo el que marcaba sus goles?".

Felines ironizó con el detalle de que, "con los nuevos convenios, parece que los futbolistas son en la actualidad los dueños de los clubes; casi, casi, no se les puede tocar". Se refería a la explicación que le había dado García en el sentido de que a Botella no se le podía imponer una sanción mayor. Aunque no quiso abordar la posibilidad de que la amistad de García y Botella -éste, el goleador del cuadro en la campaña precedente, apoyó su candidatura presidencial- hubiera influido en la resolución del caso, sí lamentó que García hubiera "extraviado" algunos de sus informes contra Botella. Entre tanto, un portavoz del club insinuó que no se había procedido a la rescisión de su contrato porque habría supuesto un desembolso de unos nueve millones de pesetas: "Es mejor que acabe pidiéndonos la baja [como Soto] porque es evidente que no va a volver a ser alineado".

La segunda etapa de Felines en el Rayo ha durado cuatro años. La inicial se prolongó durante 17 y le cupo la satisfacción de contribuir como jugador a su primer ascenso. "He consentido demasiados cosas", concluyó; "ahora, al fin, me desintoxicaré un poco".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 19 de enero de 1990

Más información

  • El sancionado Botella que el tecnico es el verdadero culpable de que el equipo vaya el ultimo