Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ceselsa exige al INI que le pague un 25% de su valor como condición para fusionarse con Inisel

Ceselsa quiere que el INI le pague un 25% de su valor como condición para acceder a la fusión con Inisel, lo que constituye una propuesta innegociable por parte del holding público. Esta es una de las principales razones que han provocado la ruptura de las negociaciones entre las dos partes, lo que, en consecuencia, echa por tierra el planteamiento del Ministerio de Industria para la creación de una gran empresa de electrónica de defensa en la que Ceselsa tendría el 40%, Inisel otro 40% y el 20% restante quedaría en manos de terceros accionistas, principalmente bancos.Ceselsa pretende que el INI pague este 25% y el nuevo o tercer accionista entre en la sociedad conjunta mediante una ampliación de capital con pirma de emisión. En su defecto, Ceselsa propone que el INI le pague inicialmente un 5% de su valor y los terceros accionistas entren simultáneamente con la formación de la nueva empresa y paguen un 10% a Ceselsa y otro 10% a Inisel. En cualquier caso, esta petición se hace sin conocer el valor de las dos empresas teóricamente llamadas a fusionarse y bajo el argumento de que "Ceselsa necesita recuperar un 25% de su valor con objeto de que la próxima Ceselsa Holding (sociedad tenedora de la participación de Ceselsa en la futura empresa conjunta) tenga recursos para pagar a sus accionistas y poder acudir a posibles ampliaciones de capital de cara a garantizar su posición de equilibrio con el INI".

Además de esta condición, la propuesta presentada el pasado 19 de octubre por Ceselsa para la fusión con Inisel incluye otros nueve puntos, que han sido convenientemente respondidos por el INI en un documento fechado el 2 de noviembre y entregado al propio presidente de la empresa privada, José Antonio Pérez Nievas. El grupo público rechaza abiertamente también otras condiciones expuestas, por Ceselsa como son que la empresa conjunta se asegure a priori una serie de contratos como son el programa P-3 Orion; el mando y control, radares y electrónica de dos nuevas fragatas; los sistemas de aviónica del AX y las direcciones de tiro del carro AMX-30 en su totalidad.

Asímismo, el INI tampoco acepta que el grupo industrial privado asuma el mando de la futura sociedad conjunta con garantías estatutarias y contractuales sobre el mantenimiento de la gestión durante un plazo de tres años, tal y como pide Ceselsa. La empresa privada exige al mismo tiempo que el INI presente un compromiso firme de no activar o competir con la nueva empresa conjunta, lo que tampoco parece que pueda ser aceptado, ni siquiera desde un punto de vista legal, por parte del holding público.

El presidente de Ceselsa ha reconocido la existencia de estas propuestas, así como la respuesta del INI, si bien sigue firme a la hora de criticar que "todavía estamos esperando una contrapropuesta". En medios oficiales se insiste, por otra parte, que "el planteamiento de Pérez Nievas no era de recibo y así se lo han expuesto sus interlocutores del INI en las distintas reuniones mantenidas". Las citadas fuentes consideran que la carta enviada por el consejo de Ceselsa constituye ahora una especie de ultimátum para forzar un acuerdo que, por ahora, parece imposible.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 17 de enero de 1990