Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Apoyo diplomático al plan australiano para poner fin a la guerra de Camboya

El príncipe Norodom Sihanuk reiteró ayer su aprobación de ciertas condiciones del nuevo plan de paz propuesto por Australia para poner fin al conflicto de Camboya, mientras las entrevistas en Pekín del viceministro soviético de Asuntos Exteriores, Igor Rogatchev, se estaban desarrollando ayer en torno a este tema con la mayor discreción. Los viceministros de Asuntos Exteriores de los cinco países miembros del Consejo de Seguridad de la ONU se reúnen el lunes en París para relanzar las negociaciones.El jefe de la resistencia camboyana hizo público ayer un comunicado en Pekín, en donde reside, dando "algunas indicaciones" sobre las posiciones respectivas de las cuatro facciones camboyanas relativas concretamente al establecimiento de una administración interina de las Naciones Unidas en Phnom Penh.

Éste es el punto central del plan de paz propuesto en noviembre por el ministro australiano de Exteriores, Gareth Evans, que ha recibido también la aprobación del Gobierno de Hanoi, de Phnom Penh y del primer ministro Son Sann. China, que apoya la facción de los jemeres rojos y es miembro permanente del Consejo de Seguridad, continúa reclamando el establecimiento de un Gobierno cuatripartito integrado por los tres grupos de la resistencia y por el Gobíerno de Phnom Penh.

Mientras la actividad diplomática se desarrollaba en torno a la reunión del lunes en París, en Bangkok y en las Naciones Unidas, el Ministerio camboyano de Defensa dijo que las guerrillas lanzaron "brutales y salvajes" ataques de artillería en el noroeste del país, pero no consiguieron ningún avance territorial, sufriendo importantes bajas.

La radio de Phnom Penh informó que, según el Ministerio de Defensa, 117 rebeldes murieron, 48 resultaron heridos y 4 fueron capturados en los combates desarrollados en las provincias de Battambang, Banteay Meanchey y Siem Reap-Oddar Meanchey entre el 1 y el 8 de enero. Por su parte, los jemeres rojos dijeron ayer que llegaron a ocupar Battambang durante cuatro horas la semana pasada.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 11 de enero de 1990