Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El CESID se ofrece para reorganizar el servicio secreto de sus ex rivales polacos

I. C., El desmoronamiento del bloque socialista está provocando un inesperado acercamiento entre autoridades policiales y agencias de espionaje del Este y del Oeste. Esta aproximación ha incitado al Centro Superior de Información de la Defensa (CESID), el principal servicio secreto español, a proponer su ayuda para reorganizar y formar a sus ex rivales polacos, en, plena reestructuración. Mientras los Ministerios del Interior de España y de la Unión Soviética se disponen a mantener un encuentro a principios de febrero con motivo de la visita a nuestro país del líder de la URSS, Mijail Gorvachov.

La proposición del servicio secreto español llegó a figurar, según fuentes fidedignas, en una primera agenda de la comisión mixta hispano-polaca que se reunió a mediados de diciembre en la sede del Ministerio de Asuntos Exteriores, pero no parece que llegase a ser debatida en ese foro poco discreto y de marcada índole económica y cultural.El proyecto de colaboración será más bien discutido directamente entre los interesados, el CESID y sus homólogos del servicio de seguridad del Ministerio del Interior polaco (SB) y del contraespionaje a las órdenes del Ministerio de Defensa, organismos que en el año 1979 colocaron 12 micrófonos en la sede de la Embajada de España en Varsovia.

Los expertos del CESID descubrieron los micrófonos en 1987 y las autoridades polacas tuvieron entonces la osadía de pedir a las españolas su devolución con el propósito, probablemente, de utilizarlos nuevamente en otra representación diplomática.

Polonia es un país que con el tiempo debería tener en Europa un peso similar al de España y 'parecidas dimensiones al español. De ahí que el CESID estimase que su modelo es exportable.

Devolver el favor

Contribuir a formar un servicio secreto significa, como bien sabe el soviético Comité para la Seguridad del Estado (KGB), que los alumnos espías pueden, tras su período de instrucción, devolver el favor informando a su vez al ex maestro.

La primera visita a España del líder sovietico Mijaíl Gorbachov, va, por su parte, a propiciar en la primera semana de febrero un encuentro entre delegaciones de los ministerios de Asuntos Exteriores e Interior de España y la URSS con vistas a apalabrar un acuerdo bilateral de colaboración en materia de lucha contra el tráfico de drogas sobre el que ambas partes se han intercambiado ya borradores.

El acuerdo debería ser firmado, junto con otras dos docenas de tratados y convenios, durante la estancia de Gorbachov en Madrid, prevista para finales del invierno. La primera y única reunión hispano-soviética. en la que se abordó el tráfico de drogas, el terrorismo o la gran criminalidad, se celebró en Moscú en febrero de 1988, pero la discusión fue muy teórica y sólo la perspectiva de la visita oficial puede generar resultados concretos.

Si se concluye en marzo el pacto antidrogas y el consiguiente convenio de cooperación aduanera, España será el cuarto país de Europa, después del Reino Unido, Alemania Occidental e Italia, que firme con la Unión Soviética un acuerdo de este genero. El titular francés de Interior Pierre Joxe, anunció el 29 de diciembre en Moscú su intención de cooperar con los soviéticos en la lucha contra el tráfico de estupefacientes y de ayudarles también a desarrollar una policía más científica.El secretario general de Interpol, Raymond Kendall, opina que la URSS "ingresará probablemente en la organización de aquí a 1991 ".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 7 de enero de 1990

Más información

  • España estudia concluir con la URSS un acuerdo antidrogas