Los maquinistas mantienen la huelga anunciada para enero al no llegar a un acuerdo con Renfe

La reunión ante notario que ayer mantuvo la dirección de Renfe con el sindicato de maquinistas, Semaf, no logró desconvocar los paros anunciados para el 1, 2 y 7 de enero. La central acudió a la cita sin documentación escrita y expuso al notario las razones por las que convoca los paros. Respondía así al requerimiento de Renfe para que se les informara claramente de sus reivindicaciones.Durante el encuentro, la empresa exigió la desconvocatoria de la huelga como condición para empezar a negociar mientras que el Semaf pretendía iniciar este proceso ayer, pero sin llegar a tal compromiso. Las diferencias entre las partes estriban en convertir en fijas las 20 horas extras que, como media, realiza un maquinista al mes. Acceder a esta petición le supone a la compañía ferroviaria un total de 2.000 millones de pesetas. Renfe ha comunicado reiteradamente al Semaf que tal petición tiene que negociarse dentro del convenio y en el seno del comité de empresa. El calendario de reuniones establecido para revisar el convenio de 1990 fija la fecha en la que se verán los sindicatos y la dirección.

Más información

Las negociaciones con el Semaf están encabezadas por parte de Renfe por el nuevo director de personal, José Luis Adell, que accedió a este cargo a primeros de diciembre. Su reciente incorporación ha servido como excusa para que el Semaf exprese que no pueda "dar un voto de confianza" a la empresa.

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 29 de diciembre de 1989.

Lo más visto en...

Top 50