Cartas al director
i

Recuerdo de Wenceslao

Ni el reciente éxito cinematográfico basado en una de sus obras más hermosas -El bosque animado- ha servido para que alguien le dedicara unas líneas de recuerdo a Wenceslao Fernández Flórez al cumplirse este año los 25 de su muerte. A punto de terminar 1989 no parece ya fácil.Autor de novelas tan admirables como Volvoreta, El secreto de Barba Azul, Las siete columnas o El malvado Carabel, no parece justo que su nombre engrose la larga lista de escritores olvidados.-

* Este artículo apareció en la edición impresa del martes, 19 de diciembre de 1989.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50