Los indicadores económicos no movieron el mercado

La publicación de diversos datos económicos, tanto en Estados Unidos como en el Reino Unido y en la RFA, ha sido el factor dominante en los mercados internacionales. En la RFA se hizo pública una mejoría del índice del coste de la vida, que situó la tasa de inflación en noviembre en un 2,9% en términos interanuales, frente al 3,2% del mes de octubre. Por el contrario, en el Reino Unido el índice de precicos al consumo empeoró, aumentando un 7,7% frente al 7.3% en octubre. Si bien las noticias no surtieron efecto alguno en la, Bolsa de Francfort, en Londres las cotizaciones bursáliles descendieron fuertemente, perdiendo el índice 100 Financial Times 23 puntos.En EE UU se dieron a conocer varias estadísticas económicas que confirman el letargo de la industria norteamericana. En efecto, la producción industrial relativa a noviembre aumentó un 0,1% en comparación con un descenso del 0,6% el mes anterior, situándose la tasa interanual en un 1,2%. Asimismo, el nivel de utilización de la capacidad industrial descendió en noviembre una décima, situándose en un 82,7% frente al 84,1 % en el mismo período del año anterior. Por su parte, el déficit comercial relativo a octubre aumentó un 20%, situándose en 10.200 millones de dólares, es decir, la mayor cifra del año. Asimismo, el déficit de septiembre fue revisado al alza, quedando en 8.500 millones frente a 7.900 inicialmente publicados. Las malas noticias relativas al déFicit fueron contrarrestadas por un buen dato de inflación, pues el índice de precios al por mayor descendió en un 0,1%.

La Bolsa de Nueva York perdió, al término de la sesión de ayer, 14,08 puntos, cerrando el índice Dow Sones a 2.739. El discreto descenso de las cotizaciones indica que los inversores no se muestran en exceso alarmados por las noticias de ayer.

EL PAÍS de la mañana

Despiértate con el análisis del día por Berna González Harbour
RECÍBELO

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS