Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

"Lo ha sabido por la Prensa"

El ex alto funcionario de Interior Francisco Álvarez respondió con negativas y evasivas a algunas imputaciones que le relacionaban con las actividades de Amedo y algunos mercenarios implicados en la denominada guerra sucia a ETA.Álvarez negó que conociera que Amedo utilizara la falsa identidad de Genaro Gallego Galindo ("manifiesta que lo ha sabido por la prensa", dice la declaración) cuando se ha reconocido por responsables policiales y del Ministerio del Interior que se le facilitó esa identidad para trabajar en el campo de la información y de la lucha contra la organización terrorista ETA.

Álvarez negó las acusaciones del mercenario de los GAL Daniel Fernández Aceña, actualmente en prisión, argumentando que "no tuvo ningún tipo de contacto con Giuseppe Calzona para planear la muerte de determinados miembros dé la organización ETA militar; igualmente es falso que conociera a un tal Julio Miguel de Rentería; es incierto que el declarante mantuviera en Madrid y en otro sitio reunión alguna con Chiar Cheriz, ni que haya facilitado identidades falsas a ninguna persona.

Álvarez, al ser preguntado por Ismael Miquel -confidente de la Policía en Barcelona, organizador de un atentado de los GAL y ahora encarcelado en Tailadia por tráfico de heroína- manifiesta que "del mismo ha tenido noticia por la prensa, desconociendo su presunta vinculación con el GAL y si el mismo era o no confidente de la Policía en Barcelona, en concreto del declarante no lo era".

Isamel Miquel, confidente de la Policía en Barcelona durante la etapa de Álvarez como jefe superior, logró huir de España cuando fue detenido todo su grupo por el asesinato del ciudadano francés Robert Caplanne, al que el comando de los GAL confundió con un miembro de la organización terrorista ETA. Miquel eludió la redada gracias a una confidencia y salió del país con un pasaporte falso.

Asimismo el texto de la declaración señala que "preguntado [Álvarez] si conocía que algún confidente del señor Amedo Fotice que se reuniera con el mismo en alguna ocasión en el hotel Ercilla y algún otro conocido por el nombre de Mokranio, manifiesta que con el tema de los confidentes suele ser muy escrupuloso y no pregunta por estos extremos, y, en cuanto al nombre que se le dice, manifiesta que no le suena de nada".

Sobre el intento de secuestro del etarra Larretxea, en octubre de 1983, declara que el mismo organizó la misión y eligió al grupo supuestamente para buscar información sobre el paradero del capitán Martín Barrios. Extrañamente envió a un inspector antiatracos de Barcelona, Alfredo Gutiérrez Arguelles, y a tres geos, que lógicamente nada tendrían que ver con una supuesta labor de investigación.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 21 de noviembre de 1989