Banesto, Central e Hispano, los bancos que menos recursos generaron en los nueve primeros meses

El Banco Español de Crédito (Banesto), el Banco Central y el Banco Hispano, por este orden, son las tres entidades entre los seis grandes bancos nacionales que han obtenido un resultado bruto de explotación menor en los nueve primeros meses del año. Banesto alcanzó los 53.061 millones de pesetas; el Central, 53.992 millones, y el Hispano, 53.621 millones, según los datos enviados a bolsa por las propias entidades. El Banco Popular sobresale en cuanto a beneficio bruto por acción, al conseguir en ese período 1.450 pesetas por título, muy destacado de los restantes cinco grandes bancos españoles.

Según la información que obra en poder del Servicio de Infor mación Bursátil, el Banco Bilbao Vizcaya (BBV) ha conseguido un resultado bruto de explotación hasta el pasado 30 de septiembre de 107.808 millones de pesetas. Le sigue en esta clasificación el Banco Santander con un total de 83.449 millones de pesetas al término de ese mismo período. A continuación se sitúa el pequeño de los grandes bancos, el Popular, con una cifra de 62.090 millones. Después van los tres bancos anteriormente citados, es decir, el Banco Español de Crédito, el Central y el Hispano.En la cifra de recursos brutos generados, que se obtiene de sumar al resultado bruto de explotación los beneficios de enajenaciones, los fondos especiales disponibles y otros productos netos, el BBV se sitúa a la cabeza con una cifra de 118.440 millones de pesetas, por delante del Santander con 114.157 millones; del Central, con 82.373, Banesto con 69.780; del Hispano, con 62.117, y el Popular con 62.013 millones de pesetas.

Beneficios atípicos

En el apartado de beneficio neto por enajenaciones, los denominados beneficios atípicos, el Banco Central se sitúa a la cabeza con una cifra de 20.596 millones, seguido por el Santander con 19.395 millones; el Banco Español de Crédito, con 8.786 millones; el Bilbao Vizcaya, con 3.085; el Hispano con 2.351, y el Popular con 2.123 millones de pesetas.

En cuanto a las dotaciones, fue el BBV el que más dedicó en este apartado con un total de 51.829 millones, seguido del Santander con 47.658 millones, el Central con 32.343 millones, el Hispano 26.244, Banesto 25.780 y el Popular con 20.103 millones. Si del resultado bruto generado se restan las dotaciones, el fondo de insolvencias, el saneamiento de la cartera de valores, el Fondo de Garantía de Depósitos y otros fondos especiales, se llega al resultado contable o beneficio bruto, en el que el BBV alcanza los 66.611 millones de pesetas, le sigue el Santander con 66.499 millones, el Central con 50.038, Banesto con 43.921, el Popular con 41.918 y el Hispano con 35.873 millones.

En cuanto al resultado bruto generado por acción, el Popular lleva claramente la delantera al conseguir en los nueve primeros meses del año 2.145 pesetas por título. Le siguen por este orden el Santander con un beneficio bruto generado de 1.097 pesetas por acción, el BBV con 976 pesetas por acción, el Central con 834 pesetas, el Hispano con 834 pesetas y cierra el Banesto con 705 pesetas por acción.

Por último, en el dato de beneficio antes de impuestos por acción, también se sitúa a la cabeza el Popular con 1.450 pesetas por título, seguido del Santander con 639 pesetas, el BBV con 548 pesetas por título, el Central con 506 pesetas, Banesto con 444 pesetas y del Hipano con 432 pesetas por acción.

Primer semestre

Los beneficios antes de impuestos de la banca que opera en España ascendieron en el primer semestre del año a 291.147 millones de pesetas, cifra que representó un crecimiento superior al 32% sobre los obtenidos en el mismo período del año anterior. Estos resultados fueron posibles después de que se redujeran las dotaciones para insolvencias y se experimentara un fuerte crecimiento en las plusvalías por ventas de activos.

De conjunto de entidades que opera en España sólo siete bancos presentaban pérdidas al cierre de los seis primeros meses de 1989. De éstos, sólo uno, el Internacional de Comercio -del grupo del Banco Central- es nacional. El resto eran instituciones Financieras extranjeras que, o bien acaban de iniciar su negocio en España, o bien arrastran una situación de años anteriores de pérdidas por no haber cubierto el riesgo de intereses.

* Este artículo apareció en la edición impresa del domingo, 19 de noviembre de 1989.

Archivado En:

Te puede interesar

Suscripciones El PaísSuscríbete

Lo más visto en...

Top 50