Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La CE da tres meses a Francia para solucionar el conflicto de ayudas a Renault

La Comisión Europea, después de un largo y tenso debate concedió ayer un nuevo plazo de tres meses al Gobierno francés para solucionar el conflicto de las subvenciones públicas a Renault. Este litigio se ha convertido en un pulso político que envenena las relaciones entre Francia y la Comisión.El asunto Renault colea desde que el 29 de marzo de 1988 la Comisión Europea decidió que las ayudas de 20.000 francos (400.000 pesetas) concedidas por el Estado a la compañía violaban el principio de libre competencia. Después de meses de negociaciones, el anterior Gobierno francés se había comprometido a transformar el estatuto de que goza la empresa pública y proceder a una reducción del 25% de su capacidad de producción. Hoy, esta última exigencia choca con una demanda creciente en un período en que Renatult obtiene grandes beneficios y tiene sus plantas al máximo de producción.

El primer ministro francés, Michel Rocard, advirtió el pasado día 9 al presidente de la Comisión Europea, Jacques Delors, que "todo tiene un límite en el precio a pagar". El pasado día 13, el Gobierno francés envió una carta con nuevas propuestas y la Comisión espera que finalmente sea posible alcanzar un acuerdo. En caso contrario, Renault tendrá que volver a asumir 12.000 millones de francos (240.000 millones de pesetas) en deudas de las que se hizo cargo el Estado, si quiere impedir que el caso sea llevado al Tribunal de Justicia de la CE.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 16 de noviembre de 1989