Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Agredido en Pontevedra un recluso que denunció a narcotraficantes ante el juez

Un interno de la prisión de La Parda, en Pontevedra, Ricardo Portabales Rodríguez, sufrió ayer lesiones de pronóstico reservado al ser agredido por varios reclusos en la celda que ocupa en el departamento de enfermería. Portabales, que tuvo que ser ingresado en el hospital de la Seguridad Social Montecelo a causa de las heridas recibidas, denunció hace días, a través de las páginas del periódico El Correo Gafiego, que su cabeza tenía "precio" como consecuencia de sus declaraciones sobre el narcotráfico en Galicia ante el juez Luciano Varela, titular del Juzgado de Instrucción número 3 de Pontevedra.

Las declaraciones ante Varela, en la actualidad magistrado de la Audiencia Provincial, trascendieron a la opinión pública. En ellas, Ricardo Portabales relacionaba al presunto contrabandista y narcotraficante arosano Laureano Oubiña Piñeiro (actualmente recluido en la misma prisión) con la red principal del narcotráfico gallego, de carácter internacional.Ricardo Portabales, de 33 años de edad, gerente de empresas de profesión, ingresó en la prisión pontevedresa el pasado mes de febrero a causa de un delito de tráfico de drogas y tenencia ilícita de armas. Portabales cumple una condena de cinco años de prisión.

Miedo

Varios días después de la publicación de parte de las declaraciones judiciales hechas por Portabales fue rodeado por un grupo de reclusos en el patio de la prisión, que le insultaron y le propinaron un puñetazo. Desde su ingreso en la cárcel de La Parda, permanece en la enfermería a causa de una fractura en una pierna y como medida de protección.

Portabales mostró ayer en el hospital su temor a volver a la cárcel y manifestó con evidentes síntomas de miedo: "Seguro que me matan". El recluso fue instalado a última hora de la tarde de ayer en otra dependencia de la cárcel, alejado de otros internos. En la prisión de La Parda se encuentran en estos momentos 186 reclusos, de los cuales aproximadamente una docena están relacionados con el contrabando y el narcotráfico gallegos.

Linchamiento

Según El Correo Gallego, unos setenta presos de la cárcel de La Parda han desmentido la pasada semana que se hubiera producido "un intento de linchamiento hacia el delator" y señalan que Portabales "ha sido víctima de manipulaciones psicológicas, que sus acusaciones son falsas y debido a su particular situación de confidente recibe trato de privilegio".

Este último extremo ha sido negado por diversas fuentes de la institución penitenciaria de la provincia de Pontevedra.

Según la revista Tiempo, Ricardo Portabales, en su declaración ante el juez Luciano Varela, entregó al citado juzgado de instrucción su agenda personal, un bloc de 24 hojas en el que aparecían apuntes de supuestas transacciones económicas y nombres y direcciones de los principales capos de la cocaína, especialmente relacionados con el traficante hondureño José Ramón Mata Ballesteros, persona ligada al cártel de Medellín y hoy encarcelado en Estados Unidos.

Ricardo Portabales, según la citada revista, aseguró haber trabajado para otros capos del narcotráfico. Entre ellos mencionó al italiano Tony Greco y Canavaggio, hoy en la cárcel madrileña de Alcalá-Meco.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 14 de noviembre de 1989

Más información

  • Ricardo Portabales está en la enfermería como medida de protección