Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
GENTE

Betté Davis desheredó a su hija y sus descendientes

Bette Davis, la actriz norteamericana que falleció a la edad de 81 años el pasado mes de octubre, desheredó a su única hija y sus descendientes, según el testamento hecho público ayer en un tribunal de Nueva York. Bette Davis legó en partes iguales sus propiedades, con un valor estimado en torno a un millón de dólares (unos 117 millones de pesetas), a su secretaria personal, Kathryn Cermank, y a su hijo adoptivo, Michael Woodman Merrill. Su única hija, Barbara D. Hyman, fue desheredada por escribir una biografla sobre la actriz en la que decía que ésta era "más tirana que madre" y que su niñez fue una "pesadilla". Asimismo, excluyó de su testamento a sus nietos Asbley y Juntin Human, hijos dé la autora de la biografía. La actriz desheredó también a su hija adoptiva, Margot Mosher Merrill, que es disminuida psíquica y se encuentra internada en un centro especializado en el Estado de Nueva York.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 8 de noviembre de 1989