Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una central gemela de Vandellòs 1 sufrió en 1980 el accidente nuclear más grave de Francia

El peor accidente sufrido por una central nuclear francesa se produjo el 13 de marzo de 1980 en una planta gemela de Vandellós 1 (Tarragona), concretamente el grupo A 2 de la central de Saint Laurent des Eaux, cerca de Orleans. Un portavoz del Servicio Central de las Instalaciones Nucleares, del Ministerio de Industria francés, confirmó ayer a este diario que dicho accidente es el único catalogado como de grado 4, dentro de la escala de 6 vigente desde hace año y medio en el país vecino, y cuyo grado máximo sólo ha sido alcanzado por Chernobil.

ENVIADO ESPECIAL

En el accidente de Saint Laurent de 1980, dos elementos de uranio natural que formaban parte del núcleo del reactor se fundieron, lo que provocó graves desperfectos en el reactor y la irradiación de las instalaciones adyacentes. La descontaminación de esa zona de la central finalizó el 1 de agosto, casi cinco meses después. Los desechos puramente radiactivos provocados por la fusión de los dos elementos de uranio de 10 kilos cada uno, no fueron recuperados hasta febrero del año siguiente.Un segundo accidente, también con fusión de elementos combustibles del núcleo del reactor, se produjo el 17 de octubre de 1969 en el grupo A 1 de la misma central, según consta en el Dossier electronucléaire, editado en 1980 por el sindicato CFDT. En esa fecha, la central apenas llevaba medio año en funcionamiento.

La planta A 3 del grupo de centrales de Chinon, de características similares a las dos anteriores, también ha tenido problemas serios de funcionamiento a causa, entre otros motivos, de la detección de problemas graves de corrosión en la estructura interna del reactor. Ante el elevado número de modificaciones propuestas por el organismo de control, Electricité de France ha decidido su paralización definitiva en seis meses. Las dos citadas plantas de Saint Laurent también tienen fijada fecha para dejarlas fuera de servicio: el 1 de abril de 1990 para el grupo A 1 y la misma fecha de 1992 para la A 2. Una cuarta central similar, aunque no idéntica, instalada en Bougey, dejará de funcionar también dentro de tres años.

Pasado ese plazo, por tanto, todas las centrales francesas de características similares a las de Vandellós 1 estarán fuera de servicio y sólo la de Tarragona proseguirá su andadura durante 10 años más.

La paralización de todas las plantas nucleares similares a la de Vandellós no se explica oficialmente por causas de seguridad. Jean-Pierre Chaussade, responsable de la información nuclear de Electricité de France, aseguró a este diario que la razón que ha llevado a decidir la paralización al cabo de 20 años de funcionamiento es de tipo económico: otras centrales producen energía más barata. En España, prosigue Chaussade, pasa lo contrario: la energía generada por Vandellós es más barata que la media.

Concejales 'nucleares'

El Ayuntamiento de Vandellòs es el único de los cinco municipios nucleares tarraconenses situado a menos de 15 kilómetros de Vandellòs 1 que no ha solicitado el cierre de este complejo. Al menos cuatro de los 11 concejales que integran la corporación local trabajan en la central nuclear, así como el marido de una edil socialista, informa Carles Cols.El salario medio de un trabajador de una central nuclear se sitúa en unas 200.000 pesetas, según fuentes de una compañía hidroeléctrica.

Salvo el de Vandellòs, los otros cuatro ayuntamientos nucleares -I'Ametlla, Pratdip, Tivissa y Montroig- aprobaron el -pasado jueves sendas mociones en las que se exigía, como mínimo, el cierre del complejo nuclear incendiado la semana pasada.

En las localidades de l'AmetIla y de Montroig, el pleno se celebró en sus correspondientes polideportivos municipales para dar cabida a los cientos de vecinos que quisieron presenciar el debate. Los cinco municipios suman una población de 15.000 personas, informa Josep Lluís Villa.

La ministra portavoz del Gobierno, Rosa Conde, aseguró ayer que en Vandellòs 1 "ha habido deficiencias que han podido ser dañinas a la población", y que el Ejecutivo está dispuesto a llegar hasta el final en la investigación del incendio". El fiscal jefe de la Audiencia de Tarragona, Antonio Carbajo, ha solicitado información 41 Consejo de Seguridad Nuclear y a la Generalitat para determinar si la dirección de la central incumplió las normativas establecidas en la Ley de Energía Nuclear de 1964.

Por otra parte, el Ayuntamiento del valle de Tobalina (Burgos), donde está ubicada la central nuclear de Santa María de Garoña, aprobó por unanimidad el jueves una moción en la que se pide la paralización del complejo hasta que no se demuestre su seguridad y se apruebe un plan de emergencia, informa Ángeles Gil.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 28 de octubre de 1989

Más información

  • Dos elementos de uranio del reactor de la planta A 2 de Saint Laurent se fundieron