LA PRECAMPAÑA ELECTORAL

El PSOE pide a sus candidatos que sean "contundentes, pero no estridentes" en la campaña

"Nuestras respuestas deben ser contundentes, pero no estridentes". Esta frase figura en la guía de campaña del PSOE como indicación a seguir por sus candidatos en las próximas elecciones en sus polémicas con otras fuerzas. "Somos nosotros quienes debemos marcar el tono de la campaña", agrega el documento.

Más información

La guía de campaña, un texto de 32 folios, al que ha tenido acceso este periódico, señala que el PSOE debe tener siempre la iniciativa de su mano y ha de "elegir el momento y la forma" en que le interese "acudir a la confrontación".E1 texto recoge una serie de indicaciones y orientaciones políticas para los militantes y candidatos socialistas en las elecciones legislativas del próximo 29 de octubre.

Otra consideración general sobre los adversarios electorales del partido socialista es la siguiente: "AI polemizar con otros partidos, hay que situarse en un plano distinto a ellos, hacerlo desde la posición de quien tiene la responsabilidad de gobernar el país".

El Partido Popular es "la fuerza más importante" a la que deben enfrentarse los socialistas en la campaña. La guía dice del Partido Popular que tiene el "problema de popularizar rápidamente a su candidato

[José María Aznar], que aún aparece bajo la sombra dominante de Fraga, auténtico líder del partido".

Respecto al Centro Democrático y Social se dice que "su alianza política con el PP (...) ha permitido que la opinión pública perciba con mayor nitidez la naturaleza de este partido, caracterizado por la oscuridad de sus movimientos políticos". "Pese a ello", prosigue el texto, "tratarán de sostener una imagen de partido progresista, mediante un lenguaje populísta y lanzando propuestas programáticas demagógicas e irrealizables".

En resumen, la actitud de los candidatos socialistas ante ambos partidos debe estar dirigida a "poner de manifiesto la presencia de un pacto de la derecha, encabezado por el PP y en el que el CDS figura como elemento subalterno" y "subrayar el carácter negativo y destructivo de su proyecto".

- Sobre Izquierda Unida se afirma que "la evidencia del fracaso del proyecto comunista (...) les llevará a tratar de ocultar las siglas PCE como elemento dominante de la coalición, presentando un perfil ideológico confusamente izquierdista".

"Mensajes en positivo"

La idea básica de la campaña del PSOE, según la guía, es la de que España "está en pleno progreso" y que "sólo el Gobierno socialista puede garantizar que ese progreso no se interrumpa, que se mantenga la orientación y que el ritmo sea el adecuado". El partido socialista debe buscar siempre "el debate sobre los problemas reales y subrayando los mensajes en positivo".

La guía afirma en otro apartado que "la gestión del Gobierno es valorada de forma básicamente favorable por la población. Más de la mitad de los ciudadanos consideran que la experiencia del Gobierno socialista, globalmente considerada, ha sido positiva para España'.

Sobre el modelo de campaña se recalca que los candidatos socialistas "han de estar en la calle en contacto con los ciudadano: desde primera hora de la mañana".

El texto agrega que "es preciso aumentar la oferta informativa dirigida a los medios de comunicación", para lo que hay que tener en cuenta "los horarios de lo medios (...) para facilitar el tra- bajo de los profesionales y obtener la máxima repercusión".

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0004, 04 de octubre de 1989.

Lo más visto en...

Top 50