Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Ayuntamiento de Barcelona emitirá un máximo de 20.000 millones en pagarés de empresa para refinanciarse

El Ayuntamiento de Barcelona lanzará varias emisiones de pagarés hasta un máximo de 20.000 millones de pesetas para refinanciar su deuda a corto plazo. Estas emisiones se iniciarán con una primera línea de 5.000 millones de pesetas, que ya ha sido autorizada por la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). Por primera vez, un ayuntamiento español lanza una emisión de estas características, destinada a obtener recursos para su financiación al margen de las vías normales presupuestarias como son el porcentaje de participación en los ingresos del Estado, los arbitrios e impuestos municipales o las emisiones de deuda autorizadas por Hacienda.Joaquín de Nadal, concejal de Finanzas del Ayuntamiento de Barcelona ha señalado que es difícil cifrar cual es el ahorro que obtendrá el ayuntamiento con esta operación, pero precisó que estos pagarés resultan entre 1%y 1,5% puntos más baratos que los créditos bancarios.

Los pagarés del Ayuntamiento de Barcelona, cuyo primer tramo de emisión fue aprobado en el pleno municipal celebrado el 16 de junio pasado, tendrán un formato idéntico a los pagarés de empresa como los que suelen ofertar al mercado la Compañía Telefónica o Renfe, y presentarán alguna similitud con los bonos del Instituto de Crédito Oficial (ICO).

Con excepción de los pagarés de las diputaciones forales vascas, es la primera vez que una administración territorial efectúa un lanzamiento de estas características, según fuentes relacionadas con la operación. A diferencia de los pagarés forales que emiten las administraciones vascas, los pagarés del Ayuntamiento de Barcelona no serán en absoluto opacos, tendrán transparencia fiscal y sus suscriptores estarán sujetos a la declaración por incrementos de capital y a los efectos generales de la Ley de Activos Financieros.

Una emisión de este tipo no necesita la autorización del Ministerio de Economía y Hacienda, porque al tratarse de una operación para refinanciar deuda a corto plazo, no está sujeta a la normativa ordinaria que fija los topes de endeudamiento financiero de las haciendas municipales, según han manifestado fuentes de Hacienda.

El Ayuntamiento de Barcelona soporta en la actualidad una deuda a corto plazo de alrededor de 20.000 millones de pesetas. La intención de la administración barcelonesa es refinanciar toda esta deuda a través de emisiones de pagarés. El pleno municipal del pasado 16 de septiembre, aprobó la emisión de la primera línea, por valor de 5.000 millones de pesetas. El ayuntamiento dispone de un máximo de 12 meses para cubrir esta emisión.

Recientemente, el ayuntamiento de Barcelona firmó un protocolo confiando la dirección de la emisión al Banco de Finanzas e Inversiones (Fibanc) y a la sociedad de bolsa Vallvé-Garçon-Contreras.

El tipo de interés de estos pagarés será decidido a través de una subasta entre varias entidades financieras, que posteriormente serán las encargadas de distribuir la emisión entre el público.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 4 de octubre de 1989