Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Crítica:

'Star Trek', el fenómeno

Como se recordará Star Trek era aquella serie de televisión de los sesenta que aquí vimos bautizada La conquista del espacio, una serie que no tardó en -tener muchos adeptos, con el tiempo llamados treekers. En 1979, cuando el séptimo arte había dado los éxitos de La guerra dé, las galaxias y Encuentros en la tercera Jase, alguien pensó en el negocio que supondría rescatar el Enterprise y su tripulación para la pantalla grande, con efectos especiales a cargo de la plana mayor de la especialidad -y el asesoramiento del mismísimo Assimov-. Y así fue, Star Trek, dirigida por el veterano Robert Wise, salió a la palestra en 1979 para solaz de los amantes del género.También regresó poco después Metrópolis, el inmortal clásico de Fritz Lang de 1926, sólo que coloreada -virada a varlos colores, vamos, nada que ver con las técnicas turnerianas al uso- y con una banda sonora actual, fruto de Giorgio Moroder y varios músicos y cantantes pop del momento. Hay que reconocer que la nueva copia no significó un atentado al arte -en la medida que sí lo fue: El sueño eterno el pasado martes y que Metrópolis seguía sierido la gran película de anticipación el de siempre.

Infierno bajo las aguas es un agradable filme de aventuras bélicas, aunque narrado con buen pulso y ritmo febril por Gordon Douglas, y Nota de divorcio, una agradable comedia dramática con dos grandes encarnaciones de Adolphe Menjou y Maurcen O'Hara.

Infierno bajo las aguas se emite hoy a las 16.05; Star Trek, a las 22.20; Metrópolis, a la 1.20, y Nota de divorcio, a las 7.50, todas en TVE1.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 23 de septiembre de 1989

Más información

  • CINE EN TELEVISIÓN