Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
LA PRECAMPAÑA ELECTORAL

Las rencillas internas, causa principal de exclusión en las candidaturas socialistas

La necesidad de no perturbar el equilibrio de poderes entre las organizaciones provinciales y la dirección federal del PSOE ha sido decisiva en el proceso de elaboración de listas para las elecciones del 29 de octubre. La comisión federal de listas no ha modificado apenas las candidaturas de la periferia aun a sabiendas de que algunas exclusiones no obedecen a la calidad del trabajo de los parlamentarlos, sino que son fruto de rencillas locales. Sin embargo, la dirección sí ha actuado en los casos de Ciriaco de Vicente, Justo Zambrana y José Federico de Carvajal, excluidos en un primer momento.

La representación de mujeres en las listas del PSOE se sitúa en un 26,42%, cort la espectativa de que un 20% de ellas consigan escaños. La renovación se eleva a un 44,37% en relación con las candidaturas de 1986. El secretario de organización del PSOE, Txiki Benegas, manifestó que esta renovación de personas obedece al criterio de "evitar duplicidades" en los cargos y exhibió la cifra de representación de la.s mujeres recordando que sus estatutos marcan una cuota. del 25%.El comité federal, al que asistió el secretario general, Felipe González, sin que interviniera en ningún momento, aprobó las listas tal y como las habían cerrado TKiki Benegas ' Guillermo Galeote, Abel Caballero, Higini Clota.s, Rafael Ballesteros, Rosa Diez y Leopoldo Torres, miembros de la Corrísión. Federal de Listas en las que ha colaborado también Eduardo Martín Toval.

Tan sólo pusieron objección los miembros de Izquierida Socialista en relación con las listas de Madrid, Hu.esca y Valencia. En la primera quisieron que figurarao Manuel. de la Rocha o Antonio García Santesmases; en Valencia, aseender a un puesto más seguro a Vicen Garcés, los tres portavoces de la corriente, e incluir en Huesca a un senador. Todo ello fue rechazado. Ricardo García Damborenea, excluido, por la organización vizcaína, no tomó ayer la palabra para hablar de su caso y tan sólo fuera de la reunión quiso hablar del trabajo que ahora emprendía, que no es otro que el de exl-.ender su corriente de opinión, Democracia Socialista, "por todos 'los rincones del PSOE".

El caso más sonado ha sido el del presidente del Senado,José Federico de Carvajal, cuya federación natural, la madrileña, no le propuso en su lista aunque dejó el número ocho de la candidatura a disposición de la comisión federal que desde hace una semana tenía ya decidido incluirle aunque no lo confirmaron hasta anteanoche.

El nombre d el secretario de Estado para la Seguridad, Rafael Vera, se barajó unas horas ante la insinuación que éste hizo a la FSM de ir en las listas y que en esa organización se consideró factible proponerle para el número ocho, lo que fue desestimado por la dirección federal que ya había asegurado a De Carvajal el puesto.

Antes de que se le pudiera ofrecer acomodo, en otra lista Rafael Vera indicó que se retiraba de la liza. Lo mismo hizo su superior, el ministro del Interior, José Luis Corcuera, que al no ser incluido por sus compañeros vizcaínos, renunció a ser diputado.

La comisión federal ha hecho valer su fuerza en los casos de Justo Zambrana y Ciriaco de Vicente, excluidos en principio de las listas de Cuenca y Salamanca, respectivamente, e integrados posteriermente por indicación de Madrid, algo que se niega oficialmente.

Un dirigente del PSOE que ha seguido de cerca el proceso de listas decía ayer a este periódico que en su partido se dacada vez con más fuerza el siguiente fenómeno: "El poder de la perifería se empieza a superponer sobre la dirección de Madrid y ello lleva en algunos casos a que primen intereses pequeños sobre intereses generales". Con ello quiso explicar las sorprendentes exclusiones de personas alineadas con la dirección. Destacan en esta situación Francisco Ramos, apeado de la lista de Toledo, y Francisco Granados, vicepresidente del Congreso.

Por otra parte, las discrepancias sobre la conveniencia o no de recomendar el voto para el PSOE ha provocado cuatro bajas en la dirección de UGT de Cádiz, informa Efe.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 21 de septiembre de 1989

Más información

  • Las organizaciones provinciales sacan adelante sus listas sin demasiada intervención de la dirección del PSOE