LA ANTICIPACIÓN DE LAS LEGISLATIVAS

Franciso Bustelo ingresa en Izquierda Unida después de 30 años en el PSOE

Francisco Bustelo García del Real, de 56 años, militante del PSOE desde 1956, antiguo diputado y senador y ex rector de la Universidad Complutense de Madrid, envió ayer una carta al secretario general del partido en Madrid, Joaquín Leguina, en la que le comunica su abandono del partido. Bustelo anunciará hoy su incorporación a Izquierda Unida, y es posible su inclusión en las listas electorales.

El antiguo dirigente socialista dijo a EL PAÍS que esta decisión le ha resultado "muy dolorosa" y citó como causa principal la imposibilidad de defender dentro del PSOE ideas distintas a las que expresa la dirección.Pablo Castellano, ex dirigente del PSOE, ha sido el principal introductor de Francisco Bustelo en Izquierda Unida, de cuya dirección forma parte Castellano. En IU se ha acogido con gran satisfacción esta nueva incorporación, de tal manera que ayer mismo la coalición abrió el debate sobre la posible inclusión de Bustelo en las listas para las elecciones del 29 de octubre.

Francisco Bustelo, alejado de la vida pública desde que dejó de ser rector de la universidad Complutense de Madrid en 1984, aunque no ha dejado de manifestar sus opiniones críticas sobre el Gobierno y su partido a través de artículos periodísticos, dijo ayer que a partir de ahora volverá a tener "presencia pública destacada en Izquierda Unida". Bustelo reconoció que desde hace tiempo estaba reflexionando sobre el abandono del PSOE, si bien tomar la decisión le ha resultado muy doloroso después de permanecer en esa organización más de 30 años. Además, su esposa, María Gómez de Mendoza y su hermana, Carlota Bustelo, conservan su militancia en ese partido.

En declaraciones a este periódico señaló que aunque difiere de algunas de las políticas del Gobierno del PSOE esa no es la razón fundamental del abandono del partido. La principal objeción está en el "monolitismo interno" y, por tanto, en la dificultad de defender posiciones políticas distintas a las del aparato oficial. "El rechazo que ha suscitado la creación de una corriente por Ricardo García Damborenea ha reforzado mi decisión", dijo Bustelo, para quien los socialistas españoles "tienen mucho que aprender de la genuina socialdemocracia europea."

Francisco Bustelo ha estado enfrentado con la dirección del partido desde 1979, cuando en el XXVIII congreso del PSOE defendió el mantenimiento del marxismo en la definición ideológica del partido. Esa posición provocó la dimisión del secretario general, Felipe González. Meses después volvió y fue reelegido en un congreso extraordinario ante la incapacidad de los críticos de presentar un líder.

Marxismo

En aquella ocasión, mayo de 1979, Bustelo, catedrático de Historia Económica, a quien se atribuyó la paternidad de una maniobra contra González, que rechazó tajantemente, reconoció que los defensores del marxismo no tenían líder. "Eso es verdad porque Felipe ha sido el único líder del partido en el que nos hemos volcado todos", declaraba Bustelo.

Entre 1981 y 1984 Francisco Bustelo fue Rector de la Universidad Complutense de Madrid y al final de su mandato se puso de manifiesto que su partido no le apoyaba. La Comisión Ejecutiva Federal del PSOE le pidió que no se presentara a la reelección porque había que "despolitizar" ese puesto.

El nuevo militante de IU fue diputado durante 1977 y 1978, y senador entre el 79 y el 82. Durante el franquismo fue procesado en cuatro ocasiones, estuvo dos años en prisión y siete años exiliado en Francia.

Sobre la firma

Anabel Díez

Es informadora política y parlamentaria en EL PAÍS desde hace tres décadas, con un paso previo en Radio El País. Es premio Carandell y Josefina Carabias a la cronista parlamentaria que otorgan el Senado y el Congreso, respectivamente. Es presidenta de Asociación de Periodistas Parlamentarios (APP).

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS