El Ayuntamiento tramita 40 expedientes de declaración de ruina en edificios del centro

Unos 40 expedientes de declaración de ruina en edificios del centro de Madrid están haciendo cola en la Gerencia Municipal de Urbanismo. Según el concejal de esta área, Fernando "pez Amor, las recientes órdenes de desalojo de cuatro inmuebles del centro no servirán de precedente. "Sólo se procederá al desahucio cuando corran grave peligro las vidas de los vecinos", señaló. La vinculación del concejal del CDS Ramón Tamames a una de las empresas beneficiadas por las declaraciones de ruina ha encendido las iras de Izquierda Unida (IU). Félix "López-Rey, concejal de este grupo, declaró: "Se están enriqueciendo cuatro espabilados con dinero público".

Casi toda la zona centro de la ciudad se mira al mismo espejo: viviendas que llevan más de un siglo en pie, en un deplorable estado de conservación, habitadas por inquilinos de avanzada edad y escasos recursos que pagan menos de 1.000 pesetas al mes. Los portales, las escaleras y los pisos se han ido resquebrajando por falta de acuerdo entre los propietarios y los inquilinos.El centro de Madrid se pudre y el Ayuntamiento no encuentra la cura mágica contra este cáncer. Las posibilidades son varias: desde subvenciones para rehabilitar las viviendas (que llegó a 3.300 pisos el años pasado) hasta la realización de las obras de forma sustitutoria.

Pero el equipo de gobierno de Agustín Rodríguez Sahagún se ha decantado de momento por la vía rápida y ha ordenado el desahucio por ruina inminente de cuatro inmuebles: Tres Peces, 24 y 26; Ribera de Curtidores, 6, y Cava Baja, 30. Los inquilinos temen quedarse en la calle y acusan a la corporación de dejar vía libre a las empresas inmobiliarias que tienen el ojo puesto en los codiciados solares del centro de Madrid.

Los técnicos han disparado también la voz de alarma y aseguran que la demolición indiscriminada de edificios en el casco viejo puede tener un efecto de dominó sobre los inmuebles colindantes, que dejan al descubierto sus frágiles estructuras de madera.

"Vidas en peligro"

El tercer teniente de alcalde de Madrid, José Luis Garra, ha señalado que la reciente decisión del Ayuntamiento "no sienta ningún precedente". "No se van a tirar las casas así como así", afirmó. "Sólo se irá al desahucio en casos muy puntuales y siempre que se demuestre que la vida de los vecinos está en peligro. Vamos a examinar caso a caso todos los expedientes para impedir operaciones especulativas".

Según el concejal de Urbanismo, Fernando López Amor, actualmente hay en tramitación unos 40 expedientes de ruina. "Esto no significa que se vayan a derribar los edificios. Hay otras soluciones que se están barajando en cada caso".

López Amor asegura que en el caso de la Cava Baja, 30, no quedaba otro remedio. "El edificio está en una situación lamentable y se puede caer en cualquier momento. Nosotros no podemos cargar con las vidas de la gente que está viviendo allí dentro".

El concejal de Izquierda Unida (IU) Félix López-Rey ve las cosas de otro color y acusa al edil del CDS Ramón Tamames, que encabezó las listas de IU en las elecciones de 1987, de "utilizar el Ayuntamiento para sus intereses particulares". "Después de esto, a Tamames no le queda más remedio que hacer las maletas y marcharse", afirmó López-Rey, en clara referencia a la relación del concejal del CDS con la empresa Dainursa, propietaria del inmueble de la Cava Baja, 30.

"Si antes teníamos alguna duda, ahora está muy claro: Ramón Tamames está engañando al pueblo madrileño". El concejal de IU sentenció: "Se están enriqueciendo cuatro espabilados con dinero público, y lo peor de este caso es la zozobra de los inquilinos que se pueden quedar en la calle".

[Por su parte, el Ayuntamierito hizo ayer pública una nota en la que el primer teniente de alcalde, José María Álvarez del Manzano, afirma: "Tenemos conciencia de que Tamames a partir del 31 de julio se desvinculó absolutamiente de todo tipo de sociedades. En todo caso, las relaciones personales han de preguntársele a él. Pero, desde luego, el Ayuntamiento no protege el interés de nadie, ni del señor Tamames ni de nadie, sino el interés de todos los ciudadanos".]

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 02 de septiembre de 1989.