Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
GENTE

"John John" F. Kennedy

Nuevo ayudante del fiscal de Manhattan

Su foto conmovió al mundo hace más de un cuarto de siglo. El escenario, el impresionante Mall de Washington, a cuyos lados se apiñaban cientos de miles de personas, entre ellas reyes, presidentes y jefes de Gobierno. En medio de un silencio impresionante, sólo roto por los sones de una marcha fúnebre, un niño de poco más de dos años saludaba militarmente, a requerimiento de su madre, el paso de un armón militar sobre el que reposaba un féretro con los restos de su padre, John Fitzgerald Kennedy, 35º presidente de Estados Unidos, asesinado 48 horas antes en Dallas. Veintiséis años después, el niño de la foto, John Fitzgerald Kennedy, hijo, ha vuelto a acaparar la atención al incorporarse a su primer empleo: ayudante del fiscal de distrito en el tribunal de lo penal en Manhattan.El pasado martes, el único hijo varón del presidente asesinado prestó juramento, junto a otros 68 jóvenes licenciados en Derecho, como ayudante del fiscal Robert Morgenthau, titular del tribunal de Manhattan, en pleno centro de Nueva York. Su llegada en metro a su nuevo puesto de trabajo conmocionó a los medios de comunicación, que hicieron difícil la entrada de John F. Kennedy, hijo, en el edificio. "Mi primera preocupación", dijo el joven Kennedy, su frente perlada de sudor ante la inesperada afluencia de periodistas, "es conseguir pasar esta barrera". Kennedy, recientemente calificado por la revista People como "el hombre vivo más sexy, obtuvo su licenciatura el pasado mayo por la universidad de Nueva York, y pasó los exámenes para su correspondiente admisión en el colegio de abogados en julio. Será asignado principalmente a los casos de corrupción política y fraude al consumidor. "Estoy deseando empezar", manifestó Kennedy nada más prestar juramento. Luego rogó a los fotógrafos y cámaras de televisión que le dejaran tranquilo. "Mis compañeros me van a tomar manía", dijo. El servicio secreto no pudo hacer nada para ayudarle. Desde que cumplió los 16 años, John John dejó de tener derecho a protección especial.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 24 de agosto de 1989