Telefónica fracasa en su compromiso de mejorar el servicio

La lista de espera telefónica alcanzó a finales del primer semestre las 623.816 líneas, lo que supone un 30% más de lo previsto en el Plan Especial de Actuaciones (PEA) presentado por el antiguo titular de Telefónica, Luis Solana, el pasado mes de septiembre. Dicho plan, respaldado por el ministro de Transportes, Turismo y Comunicaciones, José Barrionuevo, fijaba la lista de espera para finales de junio en un máximo de 473.757 líneas.

La evolución del servicio básico telefónico a lo largo de los seis primeros meses del año fue presentada ayer por el secretario general de Comunicaciones, José Luis Martín Palacín, y el presidente de Telefónica, Cándido Velázquez-Gaztelu, que afirmó que "no se pueden esperar mejoras espectaculares a corto plazo". Más bien al contrario, la compañía operadora ha tenido que revisar las previsiones del citado plan, de tal forma que la lista de espera para finales de año queda ahora fijada en 495.089 líneas, frente a las 398.999 inicialmente previstas. El plazo medio que Telefónica tarda en instalar estas líneas es de siete meses.Otro dato elocuente del deterioro que registra el servicio público telefónico reside en la reducción de las líneas que se han dado de alta en el primer semestre, cuya cifra fue de 486.853, frente a las 643.397 que estaban programadas. Se da además la circunstancia de que 80.000 de estas líneas instaladas proceden de las vacantes que Telefónica guarda en sus centrales como remanente para situaciones de emergencia.

Estas desviaciones tienen un agravante mayor si se advierte que la demanda neta se ha mantenido dentro de los límites previstos. El programa anunciado en septiembre estimaba la demanda en 578.560 líneas telefónicas para el primer semestre de 1989, cifra superior incluso a las 572.074 que se han registrado realmente en este período.

La crisis de servicio de Telefónica es paralela al incumplimiento de los suministros por parte de sus dos grandes proveedores, Alcatel Standard Eléctrica e Intelsa Ericsson. Durante los seis primeros meses del año, estas dos empresas sólo han entregado a Telefónica 380.000 líneas del total presupuestado para 1989, que es de 1.750.000 líneas.

[PP] Página 45

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS