Tedio

Ni el aumento de la cuota de mercado de la plaza de Barcelona ni las expectativas que desata la proximidad de la reforma que se inicia el 29 de julio logra ron ayer levantar el ánimo a los inversores. La jornada no tuvo nada de particular y acabó con todas las trazas de tedio y aburrimiento que suelen caracterizar las sesiones bursátiles a partir del 18 de julio.El índice general descendió 25 centésimas y la contratación fue bastante exigua. El tono bajo lo dieron los valores alimenticios y los de comercio y finanzas que registraron bajas de 1,68 y 1,33 puntos, respectivamente. Químicas, cementos y los servicios evitaron una caída más generalizada gracias al buen comportamiento de algunos valores estrellas.

Conoce en profundidad todas las caras de la moneda.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS