Cubiertas se opondrá a la entrada de consejeros de Ferrovial si no hay acuerdo con Rafael del Pino

El Consejo de Administración de Cubiertas se opondrá a la entrada de consejeros de Ferrovial, en el caso de que no se llegue a un acuerdo con el presidente de esta empresa constructora, Rafael del Pino, actualmente propietaria de cerca del 25% de Cubiertas, según manifestó el consejero delegado del Banco Pastor, Guillermo de la Dehesa, quien justificó esa posibilidad en el artículo 52, párrafo segundo, de la ley de Sociedades Anónimas.

El citado precepto legal establece que los órganos de dirección de una determinada empresa pueden negar la representación en el consejo de administración reclamada por otra empresa que sea directamente competidora. "Si no hay acuerdo antes de la junta de accionistas de Cubiertas, que se celebra el día 29 por la mañana en Barcelona, vamos a rechazar la presencia en el consejo de los hombres de Rafael del Pino" afirmó Guillermo de la Dehesa quien insistió en que "aún estamos en la mejor disposición para alcanzar ese acuerdo".El consejero delegado del Banco Pastor, que recordó los fuertes lazos de unión entre la gestión actual de Cubiertas y la entidad bancaria gallega, puso de manifiesto su decidido apoyo a un proyecto tendente a la constitución de un pool de empresas constructoras entre Cubiertas, Ferrovial y Entrecanales, en los términos en que empezó a plantearse a principios de 1988.

"Hemos sido los primeros en intentar un acuerdo a tres bandas", dijo Guillermo de la Dehesa, si bien señaló que el citado acuerdo se hizo imposible después de que se diera a conocer que la compañía que preside Rafael del Pino, se había hecho con cerca del 25% de Cubiertas, empresa tradicionalmente gestionada por la familia Messa.

Una vez tomada esa posición y en pleno desconcierto, Ferrovial intentó retomar las conversaciones en enero de este año, pidiendo participar en el consejo de Cubiertas con tres representantes. Fue entonces cuando esta última compañía decidió realizar dos operaciones defensivas. Por un lado, aprobó una ampliación de capital en la proporción de una por diez y, por otro, lanzó una emisión de obligaciones convertibles por 10.000 millones de pesetas.

Ferrovial rechaza entonces estas medidas e impugna judicialmente la citada emisión de obligaciones, a la vez que se eleva el tono de enfrentamiento entre los representantes de las dos constructoras.

Poco después, la familia Messa, el Banco Pastor y Entrecanales nombran a Eduardo Serra para coordinar sus respectivos paquetes accionariales e intentar llegar a un acuerdo con Ferrovial, "porque somos contrarios a las batallas entre empresas ya que lo único que hacen es perjudicar a las compañías" dijo el consejero delegado del Pastor, añadiendo que "pese a lo que pueda parecer, Rafael del Pino, como todos, también desea llegar a un acuerdo".

* Este artículo apareció en la edición impresa del martes, 27 de junio de 1989.

Se adhiere a los criterios de
Lo más visto en...Top 50