La oposición fuerza un tercer concurso para las parcelas más valiosas del Campo de las Naciones

Y van tres. Las dos parcelas más jugosas del Campo de las Naciones, a las que sorprendentemente dieron la espalda las empresas constructoras hace un mes, saldrán por tercera vez a concurso. Se pone así fin a una larga polémica que ha mantenido paralizada varios meses la millonaria operación urbanística. El PSOE intentó desbloquear la situación mediante un acuerdo con las empresas constructoras. La solución salomónica de sacar nuevamente a concurso los terrenos -con un precio de salida de 16.126 millones- partió de Izquierda Unida y fue respaldada por la oposición.

El Centro Internacional de Comercio y los dos hoteles son las dos parcelas más grandes, más caras y aparentemente más tentadoras del Campo de las Naciones. Inexplicablemente se quedaron sin novios en el último concurso público.¿Por qué no concurrieron ninguna de las grandes empresas que están dispuestas a dar más de 6.000 millones por parcelas bastante más pequeñas? Se habló de falta de claridad en las ofertas, de desconcierto entre las constructoras, de voto de castigo por la carrera de obstáculos que se viene librando desde que se celebró el primer concurso el año pasado...

Pero la pregunta queda en el aire.

El caso es que el Ayuntamiento quiso desbloquear la situación cuanto antes: dirigió cartas a 16 empresas y barajó una fórmula a caballo entre la adjudicación directa y el concurso restringido. Sorprendentemente, las constructoras respondieron que estaban dispuestas a pagar lo que pedía el Ayuntamiento y se mostraron partidarias de llegar a una solución negociada.

'Procedimiento atípico'

Así las cosas, el Consejo de Administración de la sociedad municipal Campo de las Naciones se reunió precipitadamente el viernes por la tarde. La oposición dejó ver su malestar por "un procedimiento atípico que puede acabar en una adjudicación directa sin más".El portavoz de Izquierda Unida, Francisco Herrera, se mostró partidario de celebrar un nuevo concurso desde el primer momento. "El sistema de tanteo utilizado por el área de Urbanismo nos parece extraño y puede crear un grave precedente", afirmó Herrera, que no acaba de entender por qué no pujó ninguna empresa en la oferta pública de mayo.

El centrista José Luis Garro criticó también el método empleado: "El concejal de Urbanismo, Jesús Espelosín, se ha extralimitado y ha usurpado funciones al consejo de administración". Enrique Villoria, del PP, coincidió en señalar que la solución "no era buena y ha sembrado cierto desconcierto en las empresas".

Ayer no fue posible localizar ni a Jesús Espelosín ni al gerente de Urbanismo, Ángel Cano, para que explicaran su versión sobre el tema.

La convocatoria del nuevo concurso, por procedimiento de urgencia, pasará mañana por el pleno municipal. Las ofertas podrán presentarse después en el plazo de 15 días.

Los grupos municipales pretenden dar carpetazo en julio a la adjudicación de todas las parcelas del Campo de las Naciones que salieron a concurso. Si no hay nuevos retrasos, las edificaciones pueden estar listas a mediados de 1992.

* Este artículo apareció en la edición impresa del martes, 20 de junio de 1989.