Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Dimite la directora de la cárcel de Brieva antes de que el centro cumpla cinco meses

La directora del centro penitenciario de mujeres de Brieva (Ávila) será relevada tras la presentación de su dimisión, cuando aún no se han cumplido cinco meses de su entrada oficial en funcionamiento. En este tiempo la cárcel ha sido conocida por diversos hechos y problemas, lo que hace relacionar la dimisión con estos asuntos.La directora, Amparo Fernández-Blanco, ha reconocido su traslado, que según el gabinete de Prensa del Ministerio de Justicia se realiza para trabajar en los servicios centrales de la Dirección General de Instituciones Penitenciarias.

La Comisión de Urbanismo del Ayuntamiento de Ávila no concedió al centro la licencia de primera utilización hasta el día anterior a su inauguración.

Por otra parte, en las primeras semanas la cárcel debió abastecerse de agua de dos modos: para la higiene personal llegaba hasta los depósitos del centro mediante cisternas y para beber se usaban botellas de agua mineral.

En la breve historia del centro de Brieva hay que registrar la muerte de dos internas por intoxicación producida al ingerir disolventes mezclados con un refresco. Entre las 200 reclusas destaca la presencia de Neus Soldevila, que ingresó el 8 de mayo, lo que hizo que pasase inadvertida que horas antes entraran en el centro cuatro etarras.

El centro de Brieva ha sido objeto de preguntas parlamentarias por parte de diputados de Izquierda Unida y del Partido Popular.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 9 de junio de 1989