Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Liza Minnelli

será demandada por un tribunal de Heisingborg, en el extremo sur de Suecia, acusada de contrabando. El' objeto del supuesto delito ha sido su perrita Lily, que la actriz introdujo en el país hace un mes sin que los guardas aduaneros lo advirtieran. La cantante norteamericana hizo una gira artística por Suecia. Cuando la policía se enteró de que Lily estaba en el hotel, exigió a su dueña que la dejara en cuarentena o, de lo contrario, que la hiciera salir del país. Liza Minnelli contrató entonces un avión y envió a Lily a París mientras llevaba a cabo su actuación en la capital sueca. Depositó además 2.000 dólares para el pago de una multa. Pero el asunto no terminó ahí y ahora habrá un juicio por contrabando, en el que no es probable que la famosa estrella comparezca.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 28 de mayo de 1989

Más información

  • GENTE