Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El consejo de ERT aprueba la segregación de la división de defensa

El Consejo de Administración de ERT, empresa controlada por el grupo kuwaití KIO, acordó el pasado martes formalizar la escisión de su sector de explosivos del resto de las actividades del holding privado con la creación de la empresa Unión de Explosivos Españoles (UEE). El administrador único será la propia ERT, que estará representada por Eugenio Muñiz, presidente hasta este momento del sector de explosivos en el grupo.

Esta información, facilitada por la propia empresa, viene a cumplir una de las recomendaciones no escritas del Ministerio de Defensa español para que la actividad de defensa del grupo no estuvieran bajo el control de inversores cuya nacionalidad no pertenece a la OTAN.Al mismo tiempo, se cumplen las declaraciones manifestadas semanas atrás por el presidente de ERT, Javier Vega de Seoane, de segregar la división de defensa de la sociedad antes de que finalizara el mes de abril. Las fuentes citadas han negado que la celeridad de la escisión de esta actividad haya respondido a presiones del Ministerio de Defensa.

En estos momentos, cuando el Ministerio de Industria está inmerso en la reorganización del sector industrial de la defensa, la empresa pública Santa Bárbara y los accionistas de ERT mantienen contactos para una posible fusión de sus actividades en el área militar. No solo por las propias necesidades de reorganización a nivel nacional de este sector industrial, sino por la definición estratégica española en los numerosos programas de armamento que están en marcha en Europa. Tanto en el INI como en la propia ERT se mantiene en absoluto secreto la negociación. Incluso, las fuentes del grupo privado han manifestado que, hasta ahora, "si ha habido conversaciones, éstas no han sido oficiales".

La recién creada Unión Española de Explosivos (UEE) tiene un capital social de 7.000 millones de pesetas e inicia sus actividades con un neto patrimonial cercano a los 31.000 millones de pesetas. Según han manifestado las fuentes de la empresa esta sociedad será la cabecera de todas las filiales de explosivos y defensa. Las empresas más importantes del grupo son Expal, Esprodesa, Sitecsa y EDB, además de la participación del 40% en Ecia y empresas filiales.

Las ventas consolidadas previstas para la nueva empresa en el actual ejercicio serán superiores a los 30.000 millones de pesetas, con una plantilla en tomo a los 2.200 empleados.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 20 de abril de 1989